Quiéreme menos pero quiéreme mejor – @DeNegraTinta

DeNegraTinta @DeNegraTinta, krakens y sirenas, Perspectivas

«Quiéreme menos pero quiéreme mejor», no lo creo, ni lo quiero así. «Quiéreme más y con todas las fuerzas», porque así es como debe ser. Porque el sentir no se da a cuenta gotas, no por partes, no tiene medición, no puede estar sujeto a un adjetivo. Es como la vida, se muere o se existe para siempre.

«Quiéreme menos pero quiéreme mejor», no en la conformidad de una frase sin lucha o pasión. No como en el pensamiento incompleto pronunciado por una boca que no sabe besar, como un suspiro interrumpido de golpe, no como un verso a medias en las manos de un poeta, no como una historia sin final.

Querer, no es solamente el deseo, la voluntad y la intensión; es expresar, realizar y lograr todo aquello que se persigue con el único fin de sentir felicidad. ¿Y qué no es eso lo que se busca cada día de nuestras vidas? ¿no es lo que se añora cada mañana, tarde y noche?

Yo soy una mujer de querer, de esas que a veces quieren sin decirlo y cuando deciden gritarlo es porque ya no cabe en el pecho. La que busca ser más que una una mitad, porque como la palabra, si no se escribe completa no tiene significado.

Querer sin más. Así todas las horas por la única razón de sentirme viva y vivir queriendo que las cosas sucedan.

Mi filosofía es y será: Leer, abrazar, versar, acariciar, escribir, amar, besar, QUERER, así en mayúsculas, por ser uno de los tantos verbos que conjugar para sentirse plenos.

Sépanlo, no se puede querer con el pensamiento lleno de kilómetros y las manos escurriendo de imposibles, entonces no es ni será lo que parece. Querer es acortar distancias, hacer posible la cercanía, porque querer es construir puentes e ignorar pretextos. Es hablar con verdad y dulzura, con prudencia. Es vestir de transparencia y desnudarse sin pudor. Es abrir los ojos en la obscuridad y amar con las manos.

Porque siempre existirá tiempo para lo que sea, pero sobre todo para querer.

 

Visita el perfil de @DeNegraTinta