Promesa medio rota – @KalviNox

Kalvi Nox @KalviNox, krakens y sirenas, Perspectivas

Cállate y bésame. Y no pares de mirarme.

Son pocas la palabras que hacen falta cuando conoces a quien es capaz de hacerte sentir lo que pocos dicen, lo que pocas personas son capaces de provocar. En esa lucha de miradas entre tú y yo, de mis dedos escribiendo en tu piel cada verso que se me ocurre sobre nosotros, no se sale. O no quiero.

Si somos parte de lo que tocamos, espero ser la parte de ti que has impregnado en mi cuerpo y dentro de él, esa, la que sonríe sabiendo el destino en el recorrido de mis manos.

Bésame otra vez, por favor.

Curiosa mezcla, cuando abres los ojos después de besar y te encuentras de frente con lo que sueñas. Esa sonrisa, ese ansia interior por devorar cada instante, por si te lo quitan. Por si se acabara alguna vez. Ese miedo.

Si somos parte de lo que admiramos al observar, espero ser la parte de lo que miran tus ojos cuando me miran a mí, después de cada beso, de ese brillo en ellos que me quedo conmigo y que me deja en silencio, cuando te pienso. Cuando me faltas.

Caricias, amor y besos. Y en el peor de los casos, un bonito recuerdo. Eso te prometo.

Porque no pienso en mañana, somos aquí y ahora. Tus miradas intentan descifrarme, hurgando en mi corazón, y no sé por qué, si probablemente todo lo que encuentres sea tuyo ya. A lo mejor encuentras tu foto en las cosas que siempre esperaba encontrar en mi vida. Mis sueños. Se parecen bastante a ti.

Ahora te beso yo.

─Silencio.

─Silencio.

─Silencio.

Ojalá pudieras oír todos los suspiros que salen en esos silencios mientras te beso. Qué ganas de todo contigo, joder.

Si somos lo que decimos, soy esa promesa casi rota del «quiero y no puedo», del «no, pero sí», del «ni contigo, ni sin ti», y del «no te quiero, porque te amo».

No hables aún, que quiero quedarme un momento a bailar con tus miedos. O con los míos. Me he construido un mundo contigo con unas pocas palabras: ven, ay, ya, amor, vida, y con tus risas. Sí, con tus risas, cuando haces saltar mi coraza en mil pedazos. Es fácil, ya estabas dentro, siempre has estado porque siempre te he soñado. Eras la reina de mi castillo, y tú sin saberlo.

Quizá sea mi cobardía, mis miedos, lo que escriben esto. Esto que no oyes, que me escribo cuando pienso en ese momento de tus ojos clavados en los míos, de mi cuerpo debajo del tuyo mirando al cielo, a esa estrella fugaz que nunca me hizo caso y que ahora contemplo desde el suelo. Soñando despierto. Tú.

Que nadie nos quite lo que somos hoy, por si mañana somos recuerdo. Y sigue besándome como si no fuese a despertar, porque hoy, sin ti, no quiero.

 

Visita el perfil de @KalviNox