Marcianos en Madrid – @BarbarieAbsolut

@BarbarieAbsolut @BarbarieAbsolut, krakens y sirenas, Perspectivas

23.01 Sales guapens de casa. Tu madre te mira orgullosa, tiene la esperanza de que de esta noche no pasa, vuelves con novio. Tu padre no da un duro por ti. Coges el taxi. Calle La Palma, por favor. Pagas.

—Quédate la vuelta.

Son 30 céntimos de cambio, pero te sientes como si le hubieras dado de propina un billete de 500. El bar como siempre, hasta arriba. Los solteros de colonia barata y jersey de Springfield te miran. Tú lo sabes y yo también. Para qué negarlo, estoy buena y tengo una cara de escándalo. Allí están mis amigas. Solteras como no. ¿Quien quiere pareja hoy en día?… El calor de los domingos te lo das tú con las manos metidas en las bragas.

—¡Una caña!

Mirada de reconocimiento. Joder me hago mayor, no hay más que críos. ¡Y QUE BIEN! Estos no hacen preguntas, sólo quieren follar y volver a casa a jugar a la play. Salgo a fumar. La puta ley antitabaco. Antipollas en vinagre, Joder que frío. Dos caladas rápidas y pa’ dentro.

—¡Tres cañas más!

Se acercan tres veinteañeros. Los tres el mismo corte de pelo. Sonrisa marcada. Seguros. Esa seguridad que te da tener veinte años. (A mi me la pela que tengas veinte años, ¿sabes? Cuando tú ibas al colegio yo me estaba hinchando a follar en los baños de la Universidad, ¿entiendes?) Esto no les asusta, al revés, les da más morbo porque quieren que seas su maestra jedi.

—¿Vamos al Siroco?

Vamos… Se acoplan. Risas de camino. Mis amigas encantadas, hoy pinchamos. Oye, ¿tenéis pastillas? Claro joder. Dónde vas un sábado sin drogas, ¿a un cumpleaños? Perfecto. La primera… Bum-bum-bum-bum bajamos las escaleras a la vez que baja la pastilla por el esófago. Estos niños ya han cogido confianza. Se agarran a la cintura para hablarte al oído. Mira chaval si quieres tocar, vale más caro, así que pídeme un cubata… como corderos van.

3.05 La noche es joven y acaba de empezar. Otra pastilla. ¿Sales a fumar? Sí. Esta vez un porro. La copa en vaso de plástico y a la calle. La consciencia ha empezado hacer las maletas y se va de viaje. Dos caladas. Creo que quiere besarme, pero aún le doy miedo. Bajamos… Laura me hace así con la cabeza, es la señal universal. Vamos al baño… me pica la nariz.. .exacto. Sniiiiff.

—¿Tengo blanco?

—No, ¿y yo?

No. Perfecto. Paso firme y para la barra. Un gin tonic y otro cubata. Amargura en tu garganta. Siempre que esnifo cocaína no puedo evitar acordarme del anuncio de los 90 de la FAD  en el que un tío se metía una raya y le sangraba la nariz a su madre. Espero que a la mía no. JODER NO. UNCH-UNCH-UNCH te dejas llevar por la música con los ojos cerrados. Vaya por dios.. alguien me mete el dedo en la boca infestado de cristal. Es el veinteañero. Ahora sí que sabe que le va a tocar el premio gordo. El «M» me pone más caliente que el cenicero de un bingo. Se acerca… Mira, me voy a dejar. Me mete la lengua, están amargas… pero que bien estoy, en la gloria. Es lo que tiene el «eme», que flotas… Tengo los ojos del revés y tengo que beber agua porque me deshidrato.

6.07 Encienden las luces… vaya, juraría que el mío era más guapo, pero que más da joder, tiene 23 años.

—Chicas, ¿dónde vamos?… ¿Dónde vamos?

—¡A casa!

—¿A casa? No jodas pfffajajaj ABUELAS… Cómo saben tocar los cojones estos críos. ¿Os venís a casa de Álex? Tenemos bebida allí… JODER QUE HIJOSDEPUTA. Salimos del garito, yo parpadeo en vertical en vez de en horizontal y puedo ver el ruido. Ahora somos marcianos y debemos estar en Marte. O en la luna.

—¡Eh, comprad tabaco!

—¡TAXI! A casa de Álex…

 

Visita el perfil de @BarbarieAbsolut