Llegar a un acuerdo – @GraceKlimt

GraceKlimt @GraceKlimt, krakens y sirenas, Perspectivas

Otra vez. Sola frente al espejo. La que me mira desde el otro lado, con sonrisa burlona, y yo. Intentando convencerla. Intentando convencerme. Lo de siempre.

Las 22:07h. Y ya ni me acuerdo. ¿Ves como sí que podía hacerlo?. Fuera llueve, y el frío me cala a mí los huesos. Me abrazo y pienso. Pero es que quien sabe, igual solo ha sido un mal día, un mal mes, una época mala. ¿Y si vuelvo a intentarlo?

Las 22.34h. Me lío un cigarro. En realidad no ha pasado nada, ese ha sido el problema. La nada que encuentro cada vez que me estrello contra el muro que él ha levantado entre nosotros. Es lo mejor, has hecho bien, deja de darle vueltas.

Las 22.56h. A estas horas ya me habría llamado. Siempre termina llamando cuando discutimos, algo tan normal entre nosotros últimamente. Pero es que, ¿qué pareja no discute?. Pero nos hemos dicho adiós, así que olvida el deseo.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
Noto rodar una lágrima.
Me miro al espejo.
Apoyo mis manos en mis propias manos y me grito muy fuerte.
¿Ya no recuerdas todas sus mentiras?

Mentiras oníricas, patéticas, orgásmicas, dramáticas, magnéticas, explícitas, eufóricas, poéticas, acústicas, hipnóticas, crónicas, fantásticas.
Mentiras estáticas, fanáticas, histéricas, maniáticas, típicas, melancólicas, rítmicas, históricas, nostálgicas, maléficas, espléndidas, idílicas.
Mentiras terroríficas, sádicas, sarcásticas, románticas, olímpicas, narcóticas, drásticas, laberínticas, magníficas, heroicas, diabólicas, auténticas.
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Las 23.18h. Me abro una birra. Recuerdo su feo gesto cuando me ve beber. El desprecio. Brindo con mi compañía invisible por que se joda y esté pensando en mí. Voy a emborracharme a su salud. Por que no le gusta. Y eso me hace reír.

Las 23.41h. Pobre tonto. Dejarme escapar, a mí que podría haberle hecho el hombre más feliz del planeta. Que no se arrepienta, porque ya es tarde. O que sí, que se arrepienta , ojalá se pase toda la vida recordando que perdió lo único que amó en serio.

Las 23.52h. Algo cuentan en la tele. Pero paso de verla. Se ha aparecido en mi memoria, solo ha sido un momento, porque ya no le pienso. He encendido el tocadiscos y ahí está, la aguja arrancando quejidos al disco con el que pegó el portazo.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
Rompo a llorar, sin control.
Me miro al espejo.
Me derrumbo temblando, y me grito muy fuerte.
Le odio.

Le odio descontroladamente, obsesivamente, compulsivamente, infinitamente, constantemente, conscientemente, eternamente, amargamente, tontamente, alocadamente, incorregiblemente, imposiblemente.
Le odio estúpidamente, fácilmente, curiosamente, cariñosamente, agresivamente, ansiosamente, desgarradamente, exquisitamente, salvajemente, suavemente, brutalmente, dulcemente.
Le odio fatalmente, inmensamente, lascivamente, dolorosamente, sangrientamente, animalmente, impulsivamente, enfermizamente, definitivamente, románticamente, dócilmente, sinceramente.
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Las 00.06h. Vuelvo a descolgar el teléfono del recibidor. Es rojo, de ruleta, y hace juego con el mueble que compramos cuando fuimos de fin de semana a la montaña. Nos lo vendió el señor de la tasca. Mierda, sí hay línea. Y no llama.

Las 00.28h. Empiezo a entrar en calor. No sé si la culpa la tienen las cervezas, él, que me mira desde la foto que llevaba en la cartera y he puesto aquí a mi lado decidida a romperla, pero sin atreverme aún, o la rabia que empieza a llenar el hueco que ha dejado donde antes habitaba un corazón.

Las 00.42h. Oigo a mis vecinos llegar a casa. Se ríen. Ruido de llaves. Una puerta que se cierra. Un bolso que cae. Un golpe. Agitación. Jadeos. Y no es él. Y no soy yo. Pero me da igual, ¿te enteras?, eh!, ¿te enteras?.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
Me he quedado sin lágrimas.
Me miro al espejo.
Esto es lo que hay, me digo, no podemos seguir fingiendo.
Aunque al menos deberíamos llegar a un acuerdo:

-tú haces como que ya no te importa, y yo como que ya no le quiero.-
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Puedes seguir a @GraceKlimt en Twitter