La chica sin tiempo – @Darkvelvet1

Darkvelvet1 @Darkvelvet1, krakens y sirenas, Perspectivas

“Si te quitas la vida
procura no poner todo perdido
y añade cuál es tu dolor
en desguaces, suspiros…”

Mundo Feliz – Bunbury.

Quien nunca ha muerto de silencio,
jamás entenderá el valor de la palabra.
La arena del reloj es mi sangre
y mantengo una constante dualidad
entre mi sed de derramarla
y la vanidad intrínseca de un para siempre.

¡Ojalá más poesía, un escalofrío más… una muerte menos!

Y recuerdo que me escondía en las bibliotecas,
rondaba siempre la soledad y no entendía nada.

A todo esto, el tiempo conjugaba días invisibles
y a mi alrededor el cine mudo y la velocidad de las estaciones.

Nunca supe parar,
siempre quise más.

Nací para perder,
para darle al mundo una mano de pintura oscura.
Una vieja gloria ya cuando ni andaba,
una mueca gris
y una sonrisa de desencanto.
Soplar velas como maleficio
y quedarse sin tiempo
era el único destino que quedaba.
El destino escrito en nada y la mala suerte grabada en hojas secas,
en lamentos de verborrea fácil y necedad aprendida.

La chica sin tiempo, ni reloj ni vestido.
La baba resbalosa de la incertidumbre,
el rencor rimado en algunos poemas de desespero.

Sigo con aquel paraguas roto que nunca usé,
con la certeza que un día,
cuando salte en un charco, nunca volveré.
La luz intermitente de luciérnagas sin alma,
la noche oscura del cuerpo
y el fugaz intento de robarle más a cada intento.

Los bares son templos de saber
y la oscuridad no pregunta cuántos años tienes.
Ahora sigo esperando la muerte tal y como espero a la vida,
sin mucha fe y con unas cuantas canciones de más,
por si a la chica sin tiempo le sobra otra falda,
le hace ascos al vino y empieza cantar en bucle
un fado sin mar.

Siempre de espaldas al faro, esperando el naufragio y la locura.

 

Visita el perfil de @Darkvelvet1