La belleza de una siesta – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Hoy estás especialmente guapa. Puede que sea el reflejo del sol en el pelo o cómo te brillan los ojos. Los labios que ahora me susurran al oído son una invitación a morderlos.

¡Que me dejes!

Llevas años tentándome, insinuándote, robándome besos y proporcionándome caricias que nunca te he pedido. Te he rechazado desde hace años, pero no te cansas.

¡Erre que erre! Eres insistente. La técnica de la gota de agua que con su incesante constancia es capaz de horadar la piedra, de agujerearla de parte a parte, de doblegar voluntades. Constante y cabezota hasta salirte con la tuya, pero ya me conoces y sabes que intentaré resistirme una vez más a la tentación.

Me gustas más ahora que hace treinta años, lo reconozco.

Cada día me resulta más complicado evitar tu abrazo, que me cantes y me encantes, que me enredes con tus tretas, que viajemos de la mano a conocer a Morfeo.

¡Aparta, me robas vida!

Abro los ojos y me incorporo lentamente a la realidad, mientras se va diluyendo la sensación de tus labios en mi cuello y el tacto de tu cuerpo desnudo sobre el mío.

Traicionera. Me has hecho tuyo durante dos horas, y te alejas mientras muerdes tu índice sensualmente a la vez que sonríes de forma pícara.

¿Volverás mañana?

Puedes seguir a @Mous_Tache en Twitter