El día de mañana – @shivisc

shivisc @shivisc, krakens y sirenas, Perspectivas

Los que conocen parte del perfil de mi historia saben que la poesía es quien me salva todas las veces. Me refugia en ella como niña pequeña y se convierte en mi madre. Entonces, desde la trinchera de sus palabras, me atrevo a salir a los laberintos del mundo.

En una vida tan llena de clichés el hecho de ser normal viene en estándar variado y algunos nos disfrazamos de normalidad con un poco de distancia.

Desde la cúspide de nuestros muros es posible observar las diversas realidades que nos acompañan, chocan y hasta se acercan demasiado. Arañas intentando subir con la punta de sus púas afiladas por su lengua herida que parecen querer aplastar por fuera todo lo que por dentro les mata. Manos que se acercan cálidas y te ofrecen un abrazo cuando se asoma una lágrima y llenan de una bebida caliente tu corazón resfriado. Rostros heridos que te parten el alma y fortalezas de vanidad encerradas en sus inseguridades.

Máscaras que todo el tiempo caen o las arrancan. El hastío arrastrando las palabras. Un día en el que sin más aparece el caos y semanas que se convierten en la penitencia acumulada de nuestras desesperaciones.

Y un día, el de mañana, lo imaginas utópico y lo dibujas perfecto para poder concentrarte en terminar el que terminó por alcanzarte y herirte con quién sabe qué de alguien que no supiste cómo, logró encontrar una fisura y se infiltró como el veneno que encontró el camino a tus venas e invadió todo tu cuerpo alcanzando el corazón, tu mente y el alma.

Y sigues pensando en tu día imaginario, que te calce perfecto, que haya valido todo esfuerzo, distancia, escudos, armadura y tu resquebrajada integridad para sostener lo que queda y levantarte de nuevo.

Un solo día, el de mañana.

 

Visita el perfil de @shivisc