Deshauciados – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

«A perro flaco, todo son pulgas»

I

Aquellos días en los que creímos ser felices

Consigue un televisor grande que te cagas, consigue un coche grande que te cagas, consigue una casa grande que te cagas,… Poco nos importó la ironía con la que Ewan trata el asunto en Transpoiting y orientamos nuestras vidas a conseguirlo, vaya que si lo conseguimos, y si alguna apreciación he de hacer al respecto es que era mejor tener más de uno de cada cosa.

Y así empezó la competición con nuestro entorno por ver quiénes eran los más exitosos en la vida, convencidos que la felicidad se escondía en alguno de los restaurantes, cruceros o enseres que el dinero pueda pagar.

Risas había,… muchas,… y quien ríe tiene que ser feliz, no puede ser de otra forma.

¿A cambio? Sólo diez años sin vida.

II

Las ratas son las primeras en abandonar el barco

La risa antecede al llanto, como un día despejado a la tormenta más terrible y todo lo que se gana se puede perder, ¿quién lo iba a decir?

Pocas cosas has de aprender en la vida pero una de ellas es que la banca siempre gana, siempre. Y cuando la maquinaria que te hace perder cosas se pone en funcionamiento es implacable, efectiva y precisa. Conoce lo que te hace daño e introduce sus dedos en tus heridas sin reparo.

Cosas… ¿Qué más da? Son sólo cosas y las cosas se pueden recuperar.

Otra cosa debes aprender (y ya van dos): No te salgas del sistema. No competir es lo mismo que estar muerto. Primero morirás para los bancos, después para los amigos que estaban en la competición, posteriormente para quien estaría a tu lado en la salud y en la enfermedad,… ¡Pero ahora no os vayáis! ¿No veis que necesito ayuda?

III

La tostada siempre cae por el lado de la mantequilla

O dicho de otra forma: Todo lo que es susceptible de ir a peor, lo hará.

Siempre está quien te arregla la vida con una frase del tipo: «Confía en ti», «Sigue luchando» o «Lo que importa es la salud». Joder, ¿cómo no las habría pensado yo antes?

Y para colmo de todos los males va la salud y falla. Un fallo grande. Las manchas en los pulmones no tienen buena pinta, no.

¿Me deshaucian de mi casa y ahora quieres tú hacerlo de mi cuerpo?

Dios, sé que no vas a ahogar, pero estás apretando fuerte.

IV

Todo cobra sentido

Tiene el cuerpo pequeño y la barriga dura. Se la aprieto para hacerle cosquillas y se tuerce hacia atrás, confiada en que no la soltaré. Ha estado a punto de atragantarse, entre risas, con el sandwich que le preparé antes de salir al parque.

Por un momento, dejo de reír. Ella no. La incorporo y le tomo la cabeza entre mis manos. Me mira divertida. Sus ojos le brillan. Me besa en los labios mientras mira al cielo, porque besarse en los labios mirándose a los ojos es de novios y sale corriendo por la arena hacia uno de los toboganes.

La felicidad no estaba en el televisor, no importa lo que tengas, no importa el tiempo que vivas. Lo que importa es qué haces con tu tiempo y qué huellas dejas en los demás.

Sólo he necesitado medio siglo y equivocarme algunas decenas de veces para llegar hasta aquí y darme cuenta que hoy sí, hoy puedo decir que soy feliz.

Visita el perfil de @Mous_Tache