Animal – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Te han vencido,… o eso creen.

Te despierta el sabor a tierra en tu boca. La perspectiva de la realidad ha cambiado y observas lo altos que se muestran los dos contenedores de basura entre los que te han abandonado. No te mueves, sólo observas. Lo que hace unos instantes era tan sólo un murmullo incoherente comienza a separarse en sonidos cotidianos, identificables.

No has debido pasar demasiado tiempo en estado de inconsciencia porque aún ves dos pares de piernas alejándose, sin prisa y dos voces jaleándose mientras ríen a carcajadas.

Mueves un pie despacio, luego el otro. Duele y te hace recordar. No le viste. Un golpe seco con algún artilugio y un dolor agudo en la espalda que te hizo caer de rodillas y exponerte a sus puñetazos y patadas. Se han empleado a conciencia.

¿Y la chica? Ella salió corriendo, asustada, al intervenir tú y zafarse de las turbias intenciones que esgrimía aquel desgraciado en el callejón donde te encuentras.

El dolor está en la mente. Puedes separarte del dolor a voluntad.

Te impulsas con la cara para situar la frente en el suelo. La primera bocanada de aire es tímida, con la segunda te fuerzas a llenarte los pulmones al completo, la tercera ya es involuntaria. Una cosa menos de la que preocuparse.

Comienzas a incorporarte. Primero lentamente para impulsarte con decisión segundos después. Tomas en tus manos el trozo de tubería con el que uno de esos dos cabrones ha dejado marcadas tus costillas.

–¡Eh! –vociferas mientras golpeas uno de los contenedores.

Te han oído y dan media vuelta para encaminarse hacia ti. Ríen, parecen no tener prisa, mientras uno de ellos pregunta:

–¿No has tenido suficiente?

Desde luego que no es suficiente. Cruzas la mirada con el reflejo que te devuelve el cristal roto de una puerta. Sigues siendo tú, pero un tú interior, primario, irracional, salvaje, animal.

Se acercan esgrimiendo los puños amenazantes, pero descuidando cubrirse. Su altanería les hace adoptar posiciones del cuerpo ridículas desplazando el centro de masas hacia atrás, no flexionan las rodillas… No deberíais haber vuelto. Habéis hecho mal.

Puedes seguir a @Mous_Tache en Twitter