Verdugo – @vo_ca_les

dkys colaboraciones De principio a fin

Dio el último sorbo al vaso de whisky y pensó que esa noche no terminaría como solía ser habitual.
Sentado en el borde de la cama, con la cabeza entre las manos, pensando si su cadáver quedaría más bonito con un disparo o con dos.
Que ocurrencia juntar belleza y muerte en ese preciso instante, pero el era un hombre ingenioso. Fiel a si mismo, un ser antisocial, sin identidad, sin familia, sin posesiones. Gran estratega, siempre fue el mejor. Un prodigio.
Su vida pasando delante de sus ojos, recuerdos felices. Nada de aquello aparecía en su mente borracha.
Mikhail, un nombre entre otros cientos, todos y ninguno reales a su vez. Ni será recordado, ni tendrá hueco en los escritos, a pesar de hacer más por la historia que cualquiera. Asesino su oficio, poderosas sus víctimas. Al fin, la jubilación.
Entre Mikhail y el verdugo una Glock19 enfocada entre sus ojos, esperando a que el dedo índice inicie y termine la barbarie.
-Querido Igor. Veo que finalmente has aprendido la lección, Whisky es mejor que Vodka. Macallan… me habría conformado con JB, mañana no tendré resaca. Gracias.
-Maestro, lo siento. No me resulta fácil, duele perderte, duele en el alma.
-Lástima que dos hombres hechos y derechos no puedan decidir su destino. Somos lo que somos, y así seguiremos siendo.
-Sírvete un último trago, despídete con honor. Eres como un padre para mi. Gracias a ti.
-¿A mi? ¿Por?
-Si, a ti. Eres el mejor, sentí el punto de mira de tu rifle sobre mi pecho, sé que perdonaste mi vida, sé que la cambiaste por la tuya.
-Hazlo ya hijo, estoy orgulloso de ti.
Igor recordará aquel sonido imperturbable, retumbará en su alma cada noche , hasta el nuevo amanecer de‎ una vieja rutina.
Dejó a los niños en el colegio después de dar un beso a cada uno y asegurarles que a la salida estaría esperándoles y no dejó de mirarlos, orgulloso, hasta que traspasaron la puerta y le saludaron con la mano.