Una última hoja en blanco – @JokersMayCry

JokersMayCry @JokersMayCry, krakens y sirenas, Perspectivas Deja un comentario

Te dejé un haz de luna muriendo en la mejilla, un columpio roto en la sonrisa y un cielo enlutado en la cruz de tu pupila. Me dejé una caricia que se me fue de las manos, una servilleta con un beso derrapando y una herida abierta que nunca comparto. Te dejé una estela de llanto y rímel corrido, como camino, para que supieras volver conmigo, un vuelo de falda sin destino, un blues que ya me he cansado de llorar, un silencio que no logro escuchar, una balada que no he dejado de cantar.

Me diste por muerta y por vencida en la tumba de las horas perdidas sin vida que se escapan al final del día. Yo te di la aguja de un reloj sin ritmo para que cosiera el frágil eco del latido que había entre tu corazón y el mío. Tú me diste esta maldita puta realidad, con sus batallas, sangrías y crueldad, haciéndose fuerte en mi debilidad. Yo te di la luz que sangraban mis grietas, estrellas, constelaciones de letras, lunas, planetas… un suspiro en el que poder volar cometas.

Tú me dedicaste una eternidad de vacíos, tu ausencia acariciándome con sus dedos fríos, este berrinche más propio de críos. Yo ahora quiero dedicarte lo último que puedo darte: las mil y una tempestades que me parten sobre un folio en blanco que no cura, en el que mi alma se desnuda dejándote lo que me resta de cordura. Y tú, tú romperás esta nada que te insulta respondiéndome con el odio que tu boca eructa: “Muérete ya, hija de puta”.

 

Visita el perfil de @JokersMayCry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.