Tinta indeleble – @AllOfMe39

allofme39 @AllOfMe39, krakens y sirenas, Perspectivas

Quizá no lo sepas, pero te quiero. Y esta es la única ironía que voy a escribir hoy.

Quizá no entiendas la importancia de cada palabra, la dicha y la callada. La que te regalan mis labios y la que queda atrapada en mis ojos.
Quizá nunca hayas entendido su valor, su fuerza, el ímpetu con el que salen del alma cada vez que las pronuncio.
Quizá no sepas que yo no sé pronunciar una palabra llena de vacío. Una palabra de esas que se dicen por inercia, que se dicen por decir, sin pensar en qué siente aquel que la recibe.
Quizá no lo hayas sabido nunca, pero sé de lo que hablo porque a mí me han disparado más palabras vacías de las que podría contar el sol. Me han dicho tantas veces que me querían, que era importante, que valía (algo o mucho)… para darme cuenta tras un tiempo que eran palabras carentes de sentimiento (cumplidos, que los llaman a veces), que cada vez que me encuentro con una palabra que creo sincera me taladra el corazón. Y se tatúa en mi alma. Maldita tinta indeleble.

Quizá no te lo haya dicho, pero antes de ti estaba más roto de lo que jamás voy a reconocer.
Quizá no lo creas, pero después de ti… No hay nada. Eres un punto final. O de inflexión, qué me importa. Y solo tú puedes decidir dónde colocarte. Siempre lo dejaré en tus manos. Creo que de ti depende que yo pueda seguir siendo yo. Si tuviera que soportar una vida en la que no estés dejaría de creer en todo, dejaría de llenar mis palabras con todo lo que siento, me convertiría en otro jugador más de una partida de mierda donde lo único que se valora es quién la tiene más grande. La mentira, claro. Pero no la verdad. Esa cuanto más pequeñita mejor. No vaya a ser que nos vayamos sonrojando y se nos agoten los argumentos cada vez que tengamos que defendernos.

Quizá no lo recuerdes, o no quieras hacerlo, pero sufrí más de lo que debería y menos de lo que otros sufren en la misma situación.
Quizá no me permitas que grite de dolor, que llore en voz alta, que sea capaz de guardar rencor o que me sienta inocente porque alguien tiene que compensar la balanza. Porque si hay Ying tiene que haber Yang. Y no sé por qué digo todo esto si yo no creo en esas mierdas.

Que no.

Que he intentado recomponerme de mil maneras, que he rechazado más batallas de las que debería y siempre me he rendido demasiado tarde. Que he sido tan valiente como cobarde.
Quizá me siento tan insignificante que comprendo por qué cada vez que pongo la otra mejilla es para llevarme un golpe aún mayor.
O quizá no. No lo sé.

Pero lo siento.
Lo siento, por ser injusto y haber rechazado tantas verdades recordando el dolor de tantas otras mentiras.
Lo siento, por ser tan como soy. Por permitir a la gente que me quiere que sufra cuando digo la verdad y por ocultársela otras veces y alejarme para evitarles más dolor.
Lo siento, por hablar a bocajarro, a pesar de la sinceridad; por ceder a mis impulsos y no detenerme a pensar.
Lo siento. Por cada error y cada herida.
Pero si me vuelves a joder, no te perdono más…

 

Vida.

 

Visita el perfil de @AllOfMe39