La delgada línea que nos une – @silencioenletra

silencioenletra @silencioenletra, krakens y sirenas, Perspectivas

Nunca batí un récord Guinness, jamás he estado envuelta en un amor al estilo Hollywood. La mayor parte del tiempo estoy esperando a que no pase nada. Abro las cervezas con el mechero, el corazón con un te quiero, y las piernas con más cerveza. Amo dibujar mariposas en el vaho, supongo que es por el frío interno, o tal vez soy tan cachonda que los cristales se sonrojan al ver cómo te pienso. Invento palabras para poder explicarte a …

La delgada línea que nos une – @JokersMayCry

JokersMayCry @JokersMayCry, krakens y sirenas, Perspectivas

Ojalá nos separaran únicamente los kilómetros. Nunca he dejado de andar hacia ti, de pisar el acelerador y frenar sólo para contestarte o escribirte que te quiero. Ojalá fuera cierto que el mundo es un pañuelo para que pudiéramos doblar sus esquinas, ojalá pudiera desordenarlo para que estuviéramos más cerca. Quizá el mundo acabara siendo un caos, pero, si me permitiera despertarme abrazado a ti cada amanecer, no sería tan desastre. Al final, sólo hay que dar el paso. A …

Los hilos que nos unen – @martasebastian

Marta Sebastián @martasebastian, krakens y sirenas, Perspectivas

El despertador empezó a sonar. Escandaloso como siempre. Odioso. Un día acabaría roto en mil pedazos contra la pared. No había pasado ya porque era la alarma del móvil y actualmente tenia media vida en ese maldito aparato. Encendió la luz. Si se quedaba remoloneando un poco más acabaría volviéndose a dormir. Había pasado una noche horrible. Dando mil vueltas a la cama. Esa maldita cama que se le hacía un universo entero desde que él se había ido. Eran …

Los hilos que nos unen – @Imposibleolvido

Olvido @Imposibleolvido, krakens y sirenas, Perspectivas

MADRID Es de noche, luna llena. Un cielo oculto tras los edificios, negro, profundo y feroz tan diferente del cielo al cual estoy acostumbrada, de mi Málaga: claro y repleto de estrellas. Corre una ligera brisa, apenas un leve soplo que trae helor a un largo día de lluvia ininterrumpida. Se pueden oír, a lo lejos, los ecos de la ciudad, sirenas lejanas, coches, algún ladrido. El tic tac del despertador me desespera, cuatro de la madrugada, sola, en una …