No sé dónde vas, pero voy – @netbookk

Ricardo García @Netbookk, krakens y sirenas, Perspectivas

—Espera, no te vayas todavía. Arréglate el cuello de la camisa que se te ha metido hacia dentro. Hazte así. ¿Ves? Ahora estás mucho mejor. No hemos tardado nada en recoger. Al final todo lo que quedaba ha cabido en dos cajas. Ya sabía yo que esto estaba liquidado en media mañana. ¿Qué hora es? ¿La una? Está a punto de llegar, pero todavía nos queda un poco de tiempo… mírame, no dejes de mirarme. Lo estás haciendo bien. Piensa …

I’ve got you under my skin – @PabloRompe29

PabloBenigni1 @PabloRompe29, krakens y sirenas, Perspectivas

Cuando no estás paseo por las calles que tienen tu nombre, levito por ellas y toco las paredes, y eso a veces puede quedar tierno, perturbado, obsceno, bastante Weird y desde fuera puede que gracioso, pero bueno, un poco de cada una esas cosas soy yo, y cuando se trata de ti nunca me ha dado miedo mostrarme tal y como soy. A veces también me meto en los portales de los edificios que tienen tu nombre, hasta que una …

Di mi nombre – @soy_tumusa

soy_tumusa @soy_tumusa, krakens y sirenas, Perspectivas

<<¡¡¡Dilo, di mi nombre, grítalo a los cuatro vientos que te oiga todo el mundo…vamos gírate princesa y mírame…Di mi nombre!!!>>. Grité fuerte al cristal de la ventana mientras lo golpeaba furiosa e impotente al verla marchar de su mano. Lo hubiera roto todo en mil pedazos por la rabia que aquella mañana inundaba mi ser; se la lleva, me la quitan de mi lado y se me va la vida con ella. La carta llegó en el peor de …

Unidos en santo manicomio (II) – @Moab__

Moab @Moab__, krakens y sirenas, Perspectivas

El silencio adquiere  vida propia tras los votos pronunciados por Whitejoker. Sólo se escucha el gotear de alguna vela y el apagado sollozo desequilibrado de Harley Quinn. Hasta las calaveras del personal médico de Arkham parecen arrobadas y expectantes. Tras unos instantes que parecen siglos, alguien se suena los mocos  (probablemente la misma Harley) y, roto el encanto Joker, parpadea. —¡Maravilloso! ¡Encantador! Chico, haces que me llore profusamente el pene —ahora se dirige a Moab—. Te toca. Venga, canta, que …