De cara a la pared – @Imposibleolvido

Olvido @Imposibleolvido, krakens y sirenas, Perspectivas

Hay mujeres que aún se sienten culpables por vivir su sexualidad al cien por cien, sobre todo con el sexo oral y, no por practicárselo a sus parejas, que aunque sea una vez al mes por obligación lo hacen a regañadientes, no. Les da vergüenza cuando sus parejas les quieren practicar el sexo oral a ellas. Mucha vergüenza y miedos por la educación recibida, por el qué dirán los hombres de mí o qué pensará si lo disfruto en exceso. …

Sinestesia – @Moab__

Moab @Moab__, krakens y sirenas, Perspectivas

La miro extasiado. Sí, ella era especial y ahora lo puedo confirmar. Ahí está, del color del rock and roll sonando por todos los recovecos de mis ojos. Los cierro y siento en la cabeza los latidos del corazón, ese que razona lo que debería razonar el cerebro, el cual se dedica a sentir. A sentir en el tacto de mis dedos el olor de las caléndulas. A sentir el amor que sentía por ella. Sí, la amaba aún sin …

Inconcluso – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas, Perspectivas

No soy de necesitar un final para todo lo que empieza, de hecho me he acostumbrado a apreciar historias que se difuminan en el tiempo, a otras que se desvanecen al intentar protagonizarlas, a aquéllas que se ocultan y aparecen sin mediar intención. No son las más intensas pero de todas me nutro, no me tatúan pero me marcan. Soy ahora y siempre distinto por su culpa. Y agradecido. Pero sigo teniendo miedo. Miedo a esas historias que sabes que …

Intuición femenina – @DeNegraTinta

DeNegraTinta @DeNegraTinta, krakens y sirenas, Perspectivas

¿Casualidad, causalidad o intuición femenina? ¡Qué dilema! Cierro los ojos por un momento y escribo lo que me dicta la razón o es mi radar lo que me acerca librándome de la incertidumbre. Continúo con la sensación de estar encaminada hacia la dirección correcta. Y es que ser mujer me hace acreedora a éste volado. Leo y siento sus palabras como si tuvieran como destinatario final mis ojos, entonces cedo y respondo a ese singular flirteo que termina por atraparme. Podría llamarle …