Silencios que gritan – @Candid_Albicans

Candid_Albicans @candid_albicans, krakens y sirenas, Perspectivas

Un día dejó de hablar. Lo hizo poco a poco, a medida que la enfermedad se iba haciendo más evidente. Al principio se olvidaba de los nombres de los objetos cotidianos y los sustituía por otros, como por ejemplo decir «armario» en lugar de «frigorífico»; luego no encontraba palabra alguna y optaba por omitirla dejando la frase a medias. Más adelante sus frases iban haciendo más cortas, incoherentes e ininteligibles. Fue como observar el desarrollo del lenguaje en un niño …