Maldita querencia – @LaBernhardt

labernhardt @LaBernhardt, krakens y sirenas, Perspectivas

Mi abuela era devota de El Santo Prepucio y tenía una razón de peso infinito para serlo, verán. Casó con mi abuelo, que era boticario, pintor en sus ratos libres e impotente. Lucía en la puerta de la botica un cartel, pintado por él mismo, que rezaba “Ungüentos y aceites sanadores” y parte de los pocos beneficios que le podía dar el negocio a un republicano en un pueblo nacional hasta la médula provenía de ellos. Además de todo lo …

Maldita querencia – @alternoso

Javier Morales @alternoso, krakens y sirenas, Perspectivas

Ver a mi padre descansar de esa manera en el patio de su casa, recostado, con los ojos cerrados al sol en aquella mecedora de mimbre, me hizo pensar que se acababa de morir, que estaba muerto y que nada podía hacer para salvarlo. Lo miré un rato más mientras sostenía un par de limonadas, una en cada mano, pensando que ya no nos íbamos a sentar a charlar sobre mi madre y que debía buscar la agenda telefónica para …