La casa sin ventanas – @shivisc

shivisc @shivisc, krakens y sirenas, Perspectivas

No puedo quejarme, pasé de la mañana sofocante a una noche con lluvia vaporosa. De la tarde gris y un poco húmeda, a tres tazas de café. Todo en un mismo día. Tampoco me puedo quejar, pasé de una tostada desabrida a una lluvia de sabores mientras el paladar hacía su fiesta. Todo en una misma comida. Ni me quejaré ahora, que pasé del frío indiferente, a extrañarte. Y de extrañarte, a esas ganas de abrazarte. Todo en la misma …