Pánico – @EvaLopez_M

Eva López @EvaLopez_M, krakens y sirenas, Perspectivas

“De nada se ha de tener tanto miedo como del miedo” Franklin Delano Roosevelt   Recuerdo que antes de tener a nuestra primera hija, nuestros viajes casi siempre eran improvisados y planificados sobre la marcha. Poníamos el dedo en algún lugar del mapa, y prácticamente nos decidíamos en ese mismo momento. A veces, hasta sin hacer ni siquiera reservas de hotel, nos lanzábamos a la aventura con muy poco equipaje, pero con las maletas tan repletas de ilusión por compartir destino …

En nombre de algún dios – @tearsinrain_

Tearsinrain @tearsinrain_, krakens y sirenas, Perspectivas

Este relato describe una situación real.   El otro día, por razones laborales, estuve en un  Centro de Justicia Juvenil, para mantener una entrevista con una chica, o niña, de quince años. Pasé por arcos detectores de metales, tuve que dejarlo todo en una taquilla y el DNI a la mujer de seguridad, encerrada en un cubículo de cristal. Vi que las puertas solo puede abrirlas la guarda, a distancia. Cada vez que alguien del personal quiere cruzar una puerta, …

Por despecho – @jusdecoeur

Tearsinrain @tearsinrain_, krakens y sirenas, Perspectivas

“Jodidos niños” Míralos ahí, aparentando felicidad, corriendo entre las estructuras, saltando, bajando y subiendo por el tobogán, riendo y chillando como si el puto mundo no estuviera al borde del colapso, como si la vida en general no fuera una mierda de las grandes, de las apestosas, de las que pisas y no solo te manchan el zapato sino también el calcetín. Yo no recuerdo mi infancia. No tengo memoria de días felices jugando ni charlas con mis padres, ni …

Lo que está en juego – @cosasdegabri

CosasDeGabri @CosasDeGabri, krakens y sirenas, Perspectivas

– Lo que está en juego, es su futuro – repite por tercera vez el jefe de estudios, mirándome fijamente a los ojos. – ¿Mi futuro? – respondo en tono irónico, sin apartar la vista, despacio, casi deletreando ambas palabras con la clara intención de incomodar. – Su futuro -sentencia, recostado en el respaldo de su silla giratoria, con los codos apoyados en el reposabrazos y juntando al hablar las yemas de los dedos de ambas manos. – No creo que mi futuro dependa …