Diosas y dioses – @reinaamora

Reinamora @reinaamora, krakens y sirenas, Perspectivas

Existen otros mundos que pasan por delante de nosotros, son reinos ocultos donde habitan los hijos de las sombras. Criaturas de la noche que ven brillar las estrellas en el cielo oscuro. Los luceros que tejen nuestras rondas nocturnas, y nos dirigen a chocar furtivamente con otros cuerpos errantes de belleza desconocida, las diosas y los dioses del deseo, de la perversión y de la lujuria… Son los que no te dan opción a elegir entre el vicio y la …

Detalles – @DonCorleoneLaws

DonCorleoneLaws @DonCorleoneLaws, krakens y sirenas, Perspectivas

A veces, envueltos en el confortable calor de la nostalgia, tendemos a rebuscar en el saturado cajón de la memoria tiempos pasados: etapas ya quemadas de la vida en aquellos maravillosos años en los que casi nada tenía una importancia real ni un peso específico. Vivíamos al día, embestíamos al bulto y poco o nada importaba porque no se nos afectaban el sueño, el bolsillo o el ánimo. Y, melancólicos, solemos masticar con lentitud frases ya manidas como que “cualquier …

¿Nos conocemos? – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Perdona que te moleste pero yo a ti te conozco. Me resultan familiares las facciones de tu cara y la forma en que te ríes. ¿No habremos coincidido alguna vez en un evento?, ¿no?, yo juraría que… La verdad es que soy observador y muy bueno recordando y esos ojos, los tuyos, ya los vi, es más, podría decir que fueron ellos los que llegaron a verme a mí. Que podría distinguir el brillo que desprenden entre millones de ojos, …

Levando anclas – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Ha llegado el momento de partir, de dejarte atrás. Todo lo que tenía que hacer en este puerto ya lo hice. Atraqué en uno de sus amarres una fría mañana de marzo, con el casco maltrecho pero con las bodegas repletas de todo aquello que vale la pena transportar cuando viajas con la ilusión de un nuevo destino, esta vez, guiado por el faro de tu mirada. Cansado de navegar en círculos por crispados mares que siempre me devolvían al punto de …

La belleza de una siesta – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Hoy estás especialmente guapa. Puede que sea el reflejo del sol en el pelo o cómo te brillan los ojos. Los labios que ahora me susurran al oído son una invitación a morderlos. ¡Que me dejes! Llevas años tentándome, insinuándote, robándome besos y proporcionándome caricias que nunca te he pedido. Te he rechazado desde hace años, pero no te cansas. ¡Erre que erre! Eres insistente. La técnica de la gota de agua que con su incesante constancia es capaz de horadar …

Malditas tus ganas – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Suelta el teléfono, idiota. Deja que por una vez la razón te gobierne, que tienes una edad… Te lo digo como amigo. Llevo una vida a tu lado y sólo me haces caso cuando te digo lo que quieres oír. Vale, era lo que no buscabas y apareció por casualidad, como todo lo importante en la vida. Es la antítesis de cualquier persona que hubieses imaginado a tu lado, estoy de acuerdo. Sólo te ha roto los esquemas, ha revolucionado …

Visite nuestro bar – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Hay que ser muy hábil para que te Teo te invite a una copa en el Rotterdam. Muy hábil o estar muy roto. Teo es una pieza más de la maquinaria ideada para hacer dinero de este bar, porque esto es un bar. Ponemos copas, la gente baila, disponemos de portero y aparcacoches, un escenario y chicas que ejecutan su espectáculo cada media hora. Y ahora le toca a ella. Suenan las guitarras distorsionadas de Welcome to the Jungle. Teo, …

Consumir con moderación – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas, Perspectivas

De pie, a tres metros de nosotros, fumaba de manera visiblemente ansiosa, la vista al suelo, huyendo de miradas molestas. Mi colega soltó una pequeña carcajada al ver mi cara pues me quedé pillado un par de minutos. Una mujer preciosa, una sorpresa allí. Respondí con un chabacano «está muy bien la niña, ¿no?» a lo que mi amigo respondió, pocas tetas para mi gusto. Pasaron diez, doce meses. Volví a verla por el pasillo de nuestro edificio, totalmente cambiada. …