Lo mejor de nosotros – @_vybra

Vybra @_vybra, krakens y sirenas, Perspectivas

No sé dónde van a parar todos esos sueños rotos que devora el olvido. A veces me los imagino ahí, como en el fondo de un cajón, esperando una caricia que los transforme en recuerdo para poder bailar de nuevo con la esperanza. Pero lo malo de la esperanza es que es incierta, pues depende del futuro, siempre desconocido. De niña soñaba con un mundo que nada tiene que ver con este en el que vivo. Mi corta edad hacía …

Lo mejor de nosotros – @DonCorleoneLaws

DonCorleoneLaws @DonCorleoneLaws, krakens y sirenas, Perspectivas

No es muy usual que los hombres hablemos de nuestras cosas privadas, pero a veces, estando entre amigos íntimos, algún viejo pretoriano de esa guardia personal que se queda siempre a mi lado y se encarga de hacerme la vida más sencilla me ha preguntado cómo hago para seguir hablándome con personas que me hicieron daño conscientemente, y la verdad es que no lo sé. Me termina saliendo de forma innata. Sucumbo -como todo el mundo- a ese primer momento …

Lo mejor de nosotros – @netbookk

Ricardo García @Netbookk, krakens y sirenas, Perspectivas

Despertar y verte durmiendo a mi lado. Mirarte despacio con los ojos medio cerrados cómo todavía, despeinada, duermes tranquila. Procurar no moverme apenas, para poder escuchar tu respiración, suave, acompasada, sabiéndote así, relajada y feliz. Levantarme muy despacio para no despertarte y salir hacia la cocina. Sé que te gusta despertar con el olor a café y pan tostado flotando por la casa. Al volver a la puerta del dormitorio con una taza en la mano, ver cómo extiendes el …

Visto para sentencia – @CarlosAymi

Carlos Aymí @CarlosAymi, krakens y sirenas, Perspectivas

Corría la Edad del Bronce en la Antigua Grecia y en sus jóvenes dioses, cuando el más poderoso de ellos, Zeus, amo del rayo y señor del Olimpo, decidió arrebatar el fuego a esos frágiles seres, nosotros, a los que gobernaba con voluntad caprichosa. El motivo, castigar al titán Prometeo, máximo benefactor de la humanidad, por una burla supuestamente imperdonable. El dios supremo regalándonos la oscuridad dejaba visto para sentencia su venganza. O eso pensó, porque el fuego, gracias precisamente …