La Navidad es otra cosa – @letrasypalabras

@letrasypalabras @letrasypalabras, krakens y sirenas, Perspectivas

La llegada de Diciembre siempre marcó el momento para hacer un corte de caja, un inventario y un balance. La Navidad siempre me pareció el momento más propicio para cerrar círculos, trazar líneas rectas y hacer una lista de propositos y resoluciones; por supuesto hubo un tiempo en que la Navidad era otra cosa, esperaba con ilusión el mes de diciembre por mi cumpleaños, las vacaciones y los regalos. La Navidad invadía las calles y los hogares, todo se vestía …

Acierto involuntario – @Macon_inMotion

Macon_InMotion @Macon_InMotion, krakens y sirenas, Perspectivas

Había sido un día festivo, por lo que el centro comercial había permanecido cerrado y su parking estaba desierto. Solo un coche aparcado bajo una de las farolas, se encontraba allí. A pesar del frío, un hombre bebía una lata de cerveza completamente subido encima del capó. Después de un largo trago, el hombre se levantó y puso los pies en el suelo. Aplastó la lata vacía con la mano y la lanzó lo más lejos que pudo, rebotando está …

El dinero no es problema – @_soloB + @CosasDeGabri

soloB @_soloB, krakens y sirenas, Perspectivas

Caminar sin rumbo es agotador, sobre todo cuando hace frío, estás sin blanca y no tienes posibilidad de sentarte en un bar a tomar algo caliente. Las tarjetas de crédito de Carlos no permiten un solo cargo más y tiene todas las que pudo obtener justo después de quedarse sin empleo: 5.000€ de Wizink 2.400€ de BBVA 2.000€ de Bankinter Card 1.500€ de La Caixa 1.500€ de Barclays Card La típica huída hacia adelante de quien tiene que pagar hipoteca, …

Querido Santa Claus – @AllOfMe39

allofme39 @AllOfMe39, krakens y sirenas, Perspectivas

«Querido Santa Claus». Así dicen que comienzan un montón de ilusiones y sueños. En ese momento de la vida en que vives y te expresas con la sinceridad que otorga la inexperiencia. La infancia. Supongo que crecemos sin saber valorar dichas ilusiones y sueños. Que dejamos de creer en la magia y nos olvidamos de las cosas que realmente importan. Sí, nos olvidamos, pues tal vez cuando somos pequeños y carecemos de maldad es cuando más puros y reales somos. …