Babel – @J_eSeKa

@J-eSeKa @J_eSeKa, krakens y sirenas, Perspectivas Deja un comentario

No era muy habladora. Su discurso era breve y conciso, directo y demoledor, como su mirada. Todo lo contrario que sus silencios: largos y frágiles, indescifrables, capaces de hacer estallar cualquier mente que osase traducirlos. Sus silencios retumbaban como el rugido de la noche, como el estallido de una lágrima al caer sobre otra que ya tienes esparcida en la palma de la mano; como el universo, en el que no debe sonar nada, pero esa nada se hace eco …

De hielo y hiel – @Moab__

Moab @Moab__, krakens y sirenas, Perspectivas Deja un comentario

Tengo los ojos cerrados y el agua de la bañera me quema la delicada piel, pero apenas la siento. No quiero salir, las lágrimas que me arrasaban los ojos, esas sí que abrasaban de verdad. Se derramaban, en silencio, mudas e imparables, como los recuerdos. Abro los párpados y el techo es un espejismo que amenaza con desaparecer. Ojalá lo hiciera. Ojalá desapareciera yo y conmigo todo el dolor. Empiezo a sentir una fuerte presión en el pecho. Durante un …

Ojos tristes – @_soloB

soloB @_soloB, krakens y sirenas, Perspectivas

Recuerdo sus ojos tristes. Como para olvidarlos…. Grandes, rasgados, verde esmeralda, tres capas de rimmel corrido en sus ojeras. Estaba sentada en la barra de aquel bar, mirando al infinito. Bebiendo una 1926 a morro que le daba un toque sexy. Con sus largas piernas enfundadas en aquellos vaqueros rotos. No pude evitar acercarme a ella con sigilo para oler su pelo, su perfume, y preguntarle entre otras cosas por qué esas lágrimas tan tristes en esa cara tan angelical. …

Venga, bah – @GraceKlimt + @JanoTwoFaces

GraceKlimt @GraceKlimt, krakens y sirenas, Perspectivas

17 segundos en la mente de él “Es ella, no lo creo, pero lo es, ¿acaso estoy soñando?, y está preciosa, esto no es verdad, no lo creo, pero sí, lo es, tiene que serlo, lo voy a creer, —venga, bah!—.”   Un día como ayer Y allí estaba ella. Los años parecían no haber pasado, estaba muy guapa, como él la recordaba, ¿alguna vez no lo había estado? Se acercó lentamente, le temblaban las piernas, como era de esperar, …

Te quiero – @anapsicopoet

ANA CASADO @anapsicopoet, krakens y sirenas, Perspectivas

Llegó como todo lo importante, sin esperarlo. Era un amor hasta entonces desconocido. Un amor independiente, con altas dosis de sexo, libertad y excesos. La diferencia de edad no importa cuando se trata de compartir experiencias, risas, copas de vino y cajetillas de tabaco hasta agotar existencias ¿Qué más daba la diferencia de edad, si cuando él tocaba la guitarra y cantaba para ella, ella permanecía inmóvil a su lado, admirando cada caricia a esas cuerdas, que por un momento …

Tailandia – @Ordinarylives

OrdinaryLives @OrdinaryLives, krakens y sirenas, Perspectivas

Ha pasado otro día, y desde la habitación sólo puedo mirar al exterior preguntándome dónde estarás, quién te tendrá entre sus manos y si habrás vuelto a ser feliz. El humo de un cigarro decide perderse sin prisa entre las nubes y yo no puedo evitar pensar que allá en la otra parte del mundo alguien habrá conseguido conquistar tu corazón. Sé por tu amiga Silvia que vives ahora en Tailandia y no sé qué se te habrá perdido allí, …

Otra realidad – @igriega_eme

igriega_eme @igriega_eme, krakens y sirenas, Perspectivas

Una vez construidos los sueños, ahí frente a todos,  le miró de fijo y le prometió que a partir de ese momento, la suya sería otra realidad. No le mintió. Al pie de la letra le cumplió. Sólo que ella no supo mirar las lucecitas intermitentes que le gritaban detente. Atrás se quedaron las risas y conquistas, las flores y salidas. No hubo más cartas de amor, ni llamadas a horas imprudentes e imprecisas. Los detalles, las caricias, se volvieron …

Celos – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas, Perspectivas

La inseguridad sumada a la creencia de posesión retorciendo las entrañas por encima de cualquier otro sentimiento. El animal ciego que sale gritando de la cueva de la razón. La locura acercándose de la mano de la imaginación en mil y un escenarios posibles en los que la traición no es la protagonista, sólo una actriz secundaria que acompaña a la rabia provocada por el robo complaciente. La presión en el pecho, el dolor de estómago y las náuseas, la …