La ventana – @sor_furcia

Sor Furcia @Sor_furcia, krakens y sirenas, Perspectivas

«Dios fulmine a todo aquel que escriba una biografía sobre mi persona» J. M. Barrie   Había una vez un niño que nació en Escocia hace muchos, muchos años. Se llamaba James y era hijo de una familia muy muy rica. Al principio solo tenía un hermano mayor, David, el ojito derecho de su madre, pero poco a poco la familia fue creciendo y llegó a tener hasta nueve. Un día, cuando James ya había cumplido 6 años, David, que …

A los pies de los caballos – @Silenciovioleta

Silenciovioleta @Silenciovioleta, krakens y sirenas, Perspectivas

—Aparca aquí, hemos llegado. El edificio era de un gris horrible, y mira que me encanta ese color, para la ropa, para las paredes, para los muebles, para todo vaya, menos para entrar dentro. Unas escaleras grises haciendo puente con el asfalto gris y luego una puerta de cristal con marcos grises que se abrían y cerraban solo para la gente gris. Se abrió. Entré. Un suspiro. Pies imantados en el suelo y una ojeada a la inmensa altura del …

Sin tregua – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

– Tengo sobre la mesa el currículum de otros dos candidatos que, al igual que usted, son aptos para el puesto que ofertamos y a los que les haré la misma pregunta: ¿Porqué tengo que contratarle? No me impresionan tus caros zapatos de piel, tu traje a medida y tu corbata, que aún siendo de seda, tiene un estampado horroroso que no combina con la camisa que llevas. «¿Que porqué tienes que contratarme, cabrón? Porque soy el mejor. Tú lo …

Epitafio – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Este año sólo hemos podido venir a visitarte mi hermano y yo. Mamá estaba ocupada con los preparativos de la reforma de la casa que recientemente ha adquirido junto a nuestro padrastro. No veo por aquí a ninguno de tus escasos amigos, ni de visita ni residiendo, puede ser que lo olvidaran. – Papá nos quería… Tu hijo me abraza con fuerza y me besa en la mejilla. No puedo evitar llorar. Fuiste tú y tu testarudez la que te …