La librería del mar – @LaBernhardt

labernhardt @LaBernhardt, krakens y sirenas, Perspectivas

Viña del Mar tiene nombre de festival casposo y huele a ciudad de plástico, a autobuses llenos de turistas, a menú pactado y a Pisco Sour instantaneo. Galo no lo sabía cuando, una tarde de marzo, la línea Santiago de Chile- Viña del Mar lo dejó en la estación de buses. No tenía nada, y nada ya es tener demasiado, recordó que decía su padre. Bueno, tenía una maleta con una muda y un cepillo de dientes. Cuando bajó del …