El día de mañana – @alasenvuelo

Yamile Vaena @alasenvuelo, krakens y sirenas, Perspectivas

El futuro siempre ha sido un fantasma atractivo. Te mira desde el mañana con ojos de misterio. Algunos dicen que lo han visto. Interpretan los signos de las estrellas y de los sueños, usan mancias oscuras y remotas, acusan a visiones y a profecías, para hablarnos de cómo es, dónde, cuándo y quién. La mayoría miente. Y eso nos deja en el paraje inconcluso de la especulación. Algunos «conectados» te plantean haber vislumbrado un fantasma aterrador, sin esperanza. Su confianza …

Audio source missing

Monstruoso – @Imposibleolvido + @IAlterego84

Olvido @IAlterego84, @Imposibleolvido, krakens y sirenas, Perspectivas

La cosa parece sacada de una película de sobremesa de estas con tintes policíacos. Un fiambre en el suelo. Un charco de sangre. Mantas fúnebres. Sirenas derramándose sobre el asfalto empapado. Agentes de gesto serio. Carreras de un lado para otro. Termos de café cambiando de mano y los sabuesos rastreando pruebas. Quejas, la lluvia ha borrado la inmensa mayoría, y el lugar tampoco ayuda mucho a tener demasiadas esperanzas de encontrar las pocas que pudieran quedar. El parking de …

La muerte de Luis XIV – @Safronina0

Safronina0 @Safronina0, krakens y sirenas, Perspectivas

No recuerdo el día pero recuerdo el instante, el mismo en que morí rompiéndome por dentro, aquel en que se te acabó el valor para seguir mintiendo. Y cuando dices Adiós y piensas que se ha acabado, te das cuenta que no ha hecho más que empezar, y el asunto puede ser como la muerte de Luis XIV, doloroso y más largo de lo habitual. Los recuerdos se gangrenan ralentizando el pulso, matando el sentido del tacto, inundando de pesadillas …

Todo tiene un motivo – @AllOfMe39

allofme39 @AllOfMe39, krakens y sirenas, Perspectivas

Me hallo acongojado por el frío y embriagado por el sabor a humo y tristeza de las cenizas de tu recuerdo. Perdido entre la nada que dejaste tras tu partida y buceando en la laguna de silencios intentando encontrar alguna palabra que aún yace dormida. Mis pensamientos revolotean como libélulas bajo la suave brisa otoñal. Se esparcen, sin descanso y sin demora, en cada charco de lágrimas que dejo a mi paso. Mis huellas apenas dejan marcas en el suelo …