Siempre es hoy – @Moab__

Moab @Moab__, krakens y sirenas, Perspectivas

Tengo los ojos cerrados y una lágrima se desliza por mi mejilla. Estamos en el coche callejeando para llegar a nuestra primera vez. Un semáforo tiene la insolencia de ponerse en rojo. Lo miramos. Nos miramos. El beso es eterno, los otros coches atascan las Ramblas de Barcelona y un concierto de cláxones enfurecidos en do menor, que no ensordecen nuestra risa, pone banda sonora al amor. Arrancamos con los dedos enlazados en el cambio de marchas. Una vez (y …

Hazme falta – @igriega_eme

igriega_eme @igriega_eme, krakens y sirenas, Perspectivas

Esa mañana ni los pájaros ni las nubes me dieron aviso, tropecé con la misma piedra pero de forma distinta. No eras tú, era una piedra que dejaron los albañiles que trabajan en la edificación de una torre de departamentos en la calle donde vivo. Las rodillas, las llevo llenas de cicatrices de tantas piedras que se me han a atravesado mientras salgo a correr en el parque Hundido. Me he caído no se cuántas veces, ya ni las recuerdo. …

Hazme falta – @LaBernhardt

labernhardt @LaBernhardt, krakens y sirenas, Perspectivas

—Me siento fatal— siempre suena bien para empezar o para terminar algo. Si quieres, si necesitas dejar a alguien puedes acudir, siempre, al mesientofatal. Nunca falla; siempre te salva. Si te han dejado, también te sirve, sí. A mí me ha pasado en los dos casos, en las dos vidas. Hace mucho, tanto, todo yo salía con alguien que no sabía que existía; sí, en serio: yo estaba allí pero era invisible. Eso o que él se tapaba los ojos …

Falta de tiempo – @DeNegraTinta

DeNegraTinta @DeNegraTinta, krakens y sirenas, Perspectivas

Solamente 00:00.96 fracciones de segundo es lo que nos toma decir «Te amo». En dónde está entonces esa tan mencionada falta de tiempo que afirmamos carecer para pronunciar dos palabras que se traducen en instante de felicidad pura, en un par de notas para endulzar los oídos, en un remanso para el alma siempre sumergida en el caos. «Dile a las horas sin ti que necesito tiempo para quererte, que no me alcanzan». Volvemos irremediablemente a la falta de tiempo; ésta …

Falta de tiempo – @NoSoyMiri

NoSoyMiri @NoSoyMiri, krakens y sirenas, Perspectivas

Necesito saber cómo estás y tengo tanto que contarte que no sé ni por dónde empezar… Aún recuerdo nuestras risas y secretillos, de cómo sólo con mirarnos sabíamos lo que el otro pensaba, ¿recuerdas? Jamás olvidaré la primera vez que me abrazaste; yo no paraba de llorar y en tus brazos me sentía protegida. Siempre has estado en los momentos más difíciles, alentándome con una sonrisa acompañada y dándole la vuelta a mis peores días. Es curioso cómo te recuerdo …

Falta de tiempo – @soy_tumusa

soy_tumusa @soy_tumusa, krakens y sirenas, Perspectivas

Eme Deben de ser las seis en punto, lo sé, porque mi pierna no deja de titubear dando golpecitos con la punta de mis zapatos sobre el suelo, que nerviosa espera que me hace estar sentada y a la vez de pie, me eleva y me estremece sin apenas moverme de mi asiento. De repente, oigo su voz, pausada, serena me dice, adelante… Sigilosa abro la puerta de la habitación y ahí está, como siempre, esperándome sentado sobre la esquina …

Por falta de uso – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Bajo la polvorienta funda que acabo de retirar se encuentra la motocicleta que dejé de usar hace tiempo sin saber muy bien porqué. El día que la traje a casa de mis padres con la excusa de que ellos disponían de más espacio, yo sabía que la realidad subyacente era otra bastante distinta: Pasaría un largo periodo antes de volver a conducirla. La empujo sin prisa por el camino de tierra, con el sol del amanecer a la espalda, hasta …

Por falta de uso – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Adiós. Al final he tenido el valor suficiente para despedirme de ti, aunque eso sea despedirme también un poco de mí. Pero es que tú y yo juntos nos estábamos hundiendo, yendo a la deriva, aunque contigo me hubiera ido hasta el fondo a pesar de ir en un barco que sólo remaba yo. Y entonces empezamos a tener grandes heridas de normalidad y la rutina comenzó a erosionarnos por todos lados. Nos quedamos vestidos de piel para dentro y sin darnos cuenta, …