No amenaces con quererme – @dtrejoz

dtrejoz @dtrejoz, krakens y sirenas, Perspectivas

Ese día, el universo estaba a punto de llenarse de luz, pero nadie –más que él– podía sentirlo.   La historia empieza muchos años atrás, aproximadamente unos 27 años, era una tarde fría y lluviosa, un motel en Heredia, un niño de 14 y una niña de 15 teniendo su primera vez, no voy a entrar en debates morales ni en juicios inútiles, solo voy a quedarme con el momento cuando el niño se queda a solas en la cama, …

Para muestra, un botón – @igriega_eme

igriega_eme @igriega_eme, krakens y sirenas, Perspectivas

Para muestra un botón, le dijo al hombre que tras las gafas le miraba sin saber qué decir, al tiempo que con las manos temblorosas, desenrollaba con torpeza el hilito rojo del sobre de papel manila en el que horas antes, había guardado un par de fotografías a color. Era un hombre ya entrado en años, rondaba los setenta y tres y desde joven había tenido la certeza de que su vocación era la de médico. Cuando comenzaba su residencia, había …

La causa de mis desvelos – @EvaLopez_M

Eva López @EvaLopez_M, krakens y sirenas, Perspectivas

«La vida no puede escribirse, solo puede vivirse»                                                     Oscar Wilde Juan y yo nos conocimos en el tercer año de carrera. Los dos estudiábamos en la facultad de magisterio, y aunque coincidíamos por los pasillos y teníamos amigos en común, creo que antes no me habría fijado en sus grandes ojos negros de no …

Cortafuegos – @GraceKlimt

GraceKlimt @GraceKlimt, krakens y sirenas, Perspectivas

Emma tiene 23 años, el pelo rojo, el cuerpo pequeño, y la mirada en llamas. Estudia danza clásica y se mueve por el bar como si sus pies flotasen. Su naricita respingona hace un mohín cuando le ve. Y el estómago empieza a arder. Daniel es alto, enorme, y musculado. Su mirada hipnotiza, y su presencia llena el local. Los 15 años de diferencia con ella, y su trabajo como ejecutivo en una multinacional, son su seña de identidad. Le …

No lo digas – @GraceKlimt

GraceKlimt @GraceKlimt, krakens y sirenas, Perspectivas

Hace ahora 5 años, aprendí que callarte, es un tremendo error. Mi abuela siempre fue mi segunda madre, y aquel día, cuando llegó la noticia, y empezó la cuenta atrás, yo empecé a morirme un poco también. Cada mañana pasaba por su habitación antes de ir a la oficina, después trabajada como una autómata, iba a casa, hacía algo parecido a comer, y volvía de nuevo al hospital hasta la hora de la cena, cuando de nuevo, hacía algo parecido …