No, nunca, jamás – @IstarCollado

IstarCollado krakens y sirenas, Perspectivas

Un retraso de tres días hizo falta para que mi amiga, defensora acérrima del derecho a la vida y enemiga del aborto, cambiara de opinión. Una mirada en el tablón de notas para Julia, que jamás había suspendido un examen, para devolverla al mundo del resto de los mortales. Dos años en el paro para que Javi, que llevaba años manteniendo que los que no encontraban trabajo era porque no tenían ganas de buscarlo, se tuviera que tragar sus palabras …