Menuda sorpresa – @BlasRGEscritor

BlasRGEscritor @BlasRuizGrau, krakens y sirenas, Perspectivas

Martes 12 de abril de 2016. 22:33 —Llegas tarde. Su voz suena como siempre, invariable. No puedo evitar mirarlo a la cara y ver que sonríe. —Sólo son tres putos minutos, vamos, no me jodas. A mí en un principio no me sale sonreír, aunque sé que no tardaré demasiado en hacerlo. Él siempre lo consigue. Lo miro de arriba abajo, lleva la ropa de siempre, menuda sorpresa. —Bueno, aquí estamos un año más —me dice para romper el hielo. …

La chica de la curva – @GraceKlimt

GraceKlimt @GraceKlimt, krakens y sirenas, Perspectivas

M30 dirección Sur, salida Casa de Campo, segunda rotonda, silla de camping, y allí está. Como siempre. La chica de la curva. Ni ella misma recuerda cuando llegó a este trozo de carretera, lo que sí recuerda, entre pesadillas nocturnas, temblores y arcadas, es cómo. Engañada. Arrastrada. Enjaulada como un animal. Viajando miles de kilómetros dentro de un camión apestoso, rodeada de más niñas como ella, muertas de miedo, frío, y hambre. Como ganado. La chica de la curva un …

La chica de la curva – @relojbarro

relojbarro @relojbarro, krakens y sirenas, Perspectivas

A veces aparece de nuevo, en silencio, con su melena morena y esbelto cuerpo, con ese fuego en sus ojos y ese infierno en su mirada, pero sé que no es ella, yo mismo la maté. Es innegable, hay gente muy especial, al menos por un tiempo, porque sí, pueden dejar de serlo, de hecho deben dejar de serlo. Yo no podría aguantar todo lo que da y hace sentir alguien así durante mucho tiempo, no lo soportaría, no estoy acostumbrado a tener …

Límite de velocidad – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Éramos jóvenes, y escuchábamos, aún con la adrenalina de lo acaecido hacía unos momentos, las extrañas teorías de Ángel sobre la velocidad máxima a la que podía trazarse una curva. – Si pone 30, se puede entrar a 60, si pone 60, a 120, y así, siempre es el doble. Lo decía con una seguridad pasmosa. Tendría unos cuarenta años y nosotros veinte y le rodeaba un halo de divinidad. Había sido de todo y sabía de todo. Había saltado …