Medianoche en la calle – @distoppia

@distoppia @distoppia, krakens y sirenas, Perspectivas

Era medianoche en la Calle Mayor cuando la vi pasar disfrazada de princesa de ciudad. Le salían al paso dos imbéciles por esquina. “Qué panda de gilipollas”, murmuraba entre dientes. Fumaba sus nervios con un cigarro y dos zapatos de tacón medio borrachos la llevaban con indecisión por mitad de la avenida. Quiso el destino que viniera a sentarse a mi lado en el banco en el que yo esperaba el autobús. “¿Tú también eres un hijo de puta?” dijo …

Otro tipo de familia – @PabloRompe29

PabloBenigni1 @PabloRompe29, krakens y sirenas, Perspectivas

Hola, me llamo David y ayer maté a mi décimo tercera persona, bueno, matamos, aquí todo lo hacemos en familia, y quiero dejar este testimonio por si alguna vez nos sale mal una de nuestras aventuras, quiero que sepan quienes somos, que hacemos, y puede que el por qué.   Criarse sin familia te hace ver todo desde una perspectiva diferente a la de los demás, no tener quien te cure las rodillas cuando te magullas jugando, quien te ponga …

Eso no me lo dices en la calle – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

La noche empezó mal… O bien. Como todo, depende del cristal con que se mire. Dejémosla en prometedora. De esas noches que al final acaban almacenándose en el contenedor de vivencias por volver a contar. El árbol había destrozado parte del tejado de una casa de dos pisos en algún pueblo de la Sierra de Madrid. Podía ser Navacerrada o Guadarrama. No lo recuerdo con exactitud. El Nissan Patrol blanco había escalado por su tronco, hasta parecer que lo abrazaba …

Eso no me lo dices en la calle – @_vybra

Vybra @_vybra, krakens y sirenas, Perspectivas

Noche de invierno, un local de blues, dos copas de más y tu boca soltando humo. Supongo que soy tan inocente que esas no fueron suficientes señales de alarma para alejarme de ti. No, no lo fueron… Te miré y sentí el mismo respeto que siempre siento ante lo desconocido. Ese respeto que bordea el miedo y lo roza, sin llegar a serlo. Tus manos sujetaban un cigarro rubio y tu postura era perfecta. Altivo, como solo tú sabes serlo. Elegante, …