Punto y seguido – @relojbarro

relojbarro @relojbarro, krakens y sirenas, Perspectivas

Bajó la escalera hacia el sótano con una taza de café y un bombón de chocolate relleno envuelto en trocitos de avellana; le encantaba ver su mirada de niño cuando veía chocolate. Ya no bajaba la escalera con la ligereza y velocidad de hacía cuarenta años, pero sí con el mismo entusiasmo y cariño para verlo trabajar, ajeno al mundo, en el suyo. De golpe sintió un dolor punzante en el corazón que le crispó la mano sobre el pecho, lo único que pudo pensar fue …