Después de ti – @reinaamora

Reinamora @reinaamora, krakens y sirenas, Perspectivas

A menudo me encuentro delante de un espejo que no devuelve más que una melancolía cargada de nostalgia monopolizando un dolor en forma de tiempo vivido contigo. A menudo empiezo a lamentarme por ese tiempo vivido, si fue, si es suficiente todo lo que viví contigo. ¿Si con querérte es suficiente? Me lo pregunto siempre que me refugio en ese momento del día que reservo para él mientras disfruto echándole de menos. ¿Qué hay más allá? Frente a un instante …

Lo ancho para ti – @AdrianMoraless

AdrianMorales @AdrianMoraless, krakens y sirenas, Perspectivas

Lo ancho para ti. Lo estrecho y maltrecho para mí. Yo que sé, a veces no mirar ni saltar por la ventana, es tan sencillo como que te la cierren. Siempre me he preguntado, que dejar es huella signifique haber pisado y que olvidar tanto para terminar recordando todo. A veces le digo «Si me necesitas estoy aquí», señalándole el pecho. Aunque la única ausencia que debería ser llorada es la del que no quiere irse. Soy agnóstico por parte …

Recogiendo los frutos – @EvaLopez_M

Eva López @EvaLopez_M, krakens y sirenas, Perspectivas

Mis instintos no supieron encajar con tus principios; ni tus tormentos con mi cobijo. Nos escurríamos como el agua entre las manos y terminamos siendo dos náufragos, intentando salvarnos de nosotros mismos. Buceamos todo lo profundo que pudimos, desde las orillas de mis recodos hasta el horizonte de tus ojos, conteniendo la respiración,  tratando de no morir ahogados en nuestros propios abismos. Y qué sabía yo entonces, si siempre termino enamorándome de quien no sabe conjugar los tiempos del amor. …

Tanto silencio duele – @EvaLopez_M

Eva López @EvaLopez_M, krakens y sirenas, Perspectivas

Me dueles en la distancia insondable que has dejado entre tus dedos y mi cuerpo. En el sabor que ya no busco en otros labios. Me dueles en esta tormentosa calma que hace tanto ruido en mi cama. Bajo las sábanas que te extrañan casi tanto como mis ganas. En estas brasas que no arden si no llamas. Me dueles en los ojos que no encuentran tu mirada. En el aroma de tu perfume que aún me embriaga. En la …

Mis labios están sellados – @dtrejoz

dtrejoz @dtrejoz, krakens y sirenas, Perspectivas

Aun hay noches en las que despierto consternado, con el rostro sudoroso y los latidos fuera de ritmo…con ese temblor en las manos. A veces despierto llorando. Despertar es un regreso, pero mi realidad es otra. Hay mucho de tregua en los despertares que llegan a media pesadilla, son un salvavidas cuando uno está por ahogarse. Suelto al aire un suspiro con sollozo, como una plegaria a la penumbra, de los que vienen desde el pecho. Recuperado el aliento, llego …

No te necesito – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas, Perspectivas

Y de repente una mañana parece que han pasado cien años desde que empezamos a olvidarnos. El peso del recuerdo, literal, ha disminuido de tal manera que bien pudiera haberlo engullido el día a día. Tras maniobras imposibles para separar mis pensamientos entre los que estabas y los que no, tras el esfuerzo de evitar encontrarte en cada una de las cosas que me atraían, tras dejar a un lado tus qué pensarías ahora, fui viviendo la vida de otro, …

Regálame un momento – @hipst_eria

hipst_eria @hipst_eria, krakens y sirenas, Perspectivas

Hoy Buselas, la semana pasada Milán, hace tres, Ámsterdam. Para cuándo unos días en Madrid, en casa, cuándo lo voy a poder besar por la mañana y abrazar siquiera tres días seguidos. Ya ni la cama huele a él, a las sabanas no les da tiempo a impregnarse de su olor. Su olor, su calor, su piel, sus caricias … Lo quería, se querían, pero la vida se empeñaba en poner muros de distancia a su amor. Primero separándolos cuando …

En ningún lugar – @soy_tumusa

soy_tumusa @soy_tumusa, krakens y sirenas, Perspectivas

¿Conoces esa sensación de estar, pero no estar?… La he sentido tantas veces que ya parece que no pertenezco a ningún lugar en el que me encuentro. Hace poco, compartiendo una comida con unas amigas, la volví a sentir. Fui capaz de estar tres horas allí sentada, oyendo risas que me parecían tan falsas, recetas de cocina que jamás cocinaré, trucos para quitar manchas de la ropa de los niños que nunca lavaré y, mientras, ahí estaba yo, mirando cómo …