Suspender nuestra historia – @martasebastian

Marta Sebastián @martasebastian, krakens y sirenas, Perspectivas

Lo sabemos. Nos lo han repetido una y mil veces. El pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla. Hemos crecido con esa frase. Intentando que nos demos cuenta de la importancia de aprender del pasado, para seguir creciendo, para seguir evolucionando… Pero nos creemos que solo se referían a los grandes eventos, a las guerras, a las revoluciones, a los grandes desastres… aunque, viendo el camino que va tomando las políticas de los grandes países, ya no tengo tan claro que realmente lo hayamos aprendido en ese sentido. Todo lo contrario…

Creemos que es solo en los grandes momentos… Y no aprendemos. Cometemos mil y un errores y volvemos otra vez. Dicen, hoy es día de refranes, que se perdona pero no se olvida. Y luego viene gente y me dice que eso es rencor, que si no olvidas es que no has perdonado. Y no, señores, no es así. No hay que olvidar. Porque si no lo sucedido, lo que te ha dañado, lo que te ha roto, lo que te ha hecho llorar… ¿de qué ha servido? Y es que si olvidas, volverás a repetir los mismos errores, volverás a caer, volverás a llorar, volverás a sufrir…

Y eso no significa que no vuelvas a dar oportunidades a la gente… Si se lo merece, claro. Las oportunidades gratis nunca son positivas, nunca son valoradas. Así que si alguien quiere otra oportunidad, que te demuestre que lo merece. Y no, no hablamos de grandes actos, no hablamos de sucesos de película… A veces un simple “te he echado de menos” de los labios de alguien a quien le cuesta mostrar sus sentimientos… Significa mucho más que mil fuegos artificiales.

Y es que en esta vida, hay que aprender de los errores, hay que saber cómo levantarnos cuando nos caemos, hay que recordar los pasos anteriores para decidir qué camino tomar, cuál dejar. Y no mirar atrás con pena, ni arrepentimientos… Porque sí. Seguiremos cometiendo errores, seguiremos dando oportunidades a quienes no lo merecen, seguiremos cayéndonos… Pero incluso esos momentos, incluso esas ocasiones en las que te dices Joder, ¿por qué narices he hecho esto? O ¿por qué no me di cuenta antes e hice lo otro? ¡Para! No te preocupes. Esos errores que hoy te parecen tan horribles, son los que te llevaran a tu futuro. No hay un camino correcto, no hay un camino incorrecto. No hay una decisión equivocada o acertada. Solo hay un camino correcto, una decisión acertada… Si has aprendido de ella, si sigues andando, si sigues soñando… Darás oportunidades a las personas que sí se lo merecen, te levantarás con una sonrisa tras un tropezón, seguirás creciendo y luchando por tus sueños… Quizás no llegues a ellos, quizás solo los roces con los dedos, quizás lo consigas… Pero, ¿Qué más da? ¿Qué importa si lo valioso es el camino que recorremos, los momentos que asesoramos en nuestra mente y nuestro corazón?

Así que no temas los errores, teme no hacerlos, teme no aprender de ellos, teme que tu propia historia no te sirva para ser mejor… Porque entonces sí habrás suspendido en esta carrera que es la vida, sí habrás suspendido en tu propia historia… Y eso sí es el camino erróneo.

 

Visita el perfil de @martasebastian