Suicide girl – @GraceKlimt + @tijeramanca

GraceKlimt @GraceKlimt, @tijeramanca, krakens y sirenas, Perspectivas

Blues. Desgarro. Sol. Lluvia. Rugido. Sangre. Aullido.

Soy un solo de blues. Siénteme. No te quedes en escucharme, en comentar lo bien que vibro, en hacer algún elogio hueco de lo desgarrador de mis notas. No creas que con mirar desde el otro lado del cristal, ahí donde la lluvia no cala, donde el sol no abrasa, donde el león no ruge, es suficiente. No te quedes inmóvil al borde del camino, no te salves, recitaría Benedetti. Si no vas a abrirte las venas en canal hasta que la última gota de sangre repiquetee como un himno ancestral a los dioses en lo más profundo de mi garganta, ni lo intentes, te aúllo yo.

 

Noche. Latidos. Ritmo. Quebrar. Cuerda. Caricia. Dolor.

Soy la noche. Pero no como cualquier otra, cualquier otro gilipollas te diría: «soy la noche». Soy la noche que no necesita más palabras para ser la noche, tus latidos como único y definitivo ritmo. Soy un solo de blues pero tienes que estar dispuesto a disolverte en ello. ¿Las palabras están bien? No sirven para nada comparadas con la noche. Con la escala quebrada de la música de las esferas y toda esa filosofía que escupe quien jamás ha pulsado una cuerda de acero hasta sangrarle la punta de los dedos, quien jamás muere a propósito de la única, la última caricia. Soy. Y duele.

 

Destierro. Maldita. Cristal. Oscuro. Prohibido. Fuego. Decoro.

Soy la desterrada. La María Magdalena follando con Judas. La niña maldita de ojos ensangrentados y manos de cristal. La Caperucita abriendo en canal al leñador con su hacha. Soy eso que te late cuando en el cielo no hay luna y las estrellas huyen. Oscuro. Prohibido. Creciendo en ti imparable. Soy la bala apuntando a tu sien en medio del fuego amigo, la certeza del fin en tu tripa, el abismo de labios rojos. La incorrecta, la indecente, la deslenguada, la insufrible, la diosa y la esclava. La loba herida volviendo al ataque, cuidando la manada. Soy lo que callas, lo que escondes, lo innombrable, el insomnio invadiendo tu cama. El decoro escurriéndose entre los dedos. Tu sonrisa afilada.

 

Alma. Truco. Miedo. Mentira. Amor. Precipicio. Sentencia.

Soy Mefistófeles que afina tu guitarra a medianoche en un cruce de caminos. No quiero tu alma, ese montón de trucos, frases hechas, convenciones, miedos y mentiras que llamas tu alma. Lo que quiero es que la quemes. Que tú la quemes libremente. Que no intentes domesticarme junto a ti, pedirme amor, una familia, una salida que no es más que el verdadero precipicio al que caéis los ciegos. No quiero ser otro pedazo de tu vida, quiero que tu vida salte en pedazos y te he concedido, porque también fui un ángel, los acordes para ejecutar mi sentencia.

 

Todo. Nada. Estallido. Paraíso. Mordisco. Aliento. Kamikaze.

Soy el todo siempre y a veces la nada. Desbordando en tu cabeza. Estallido que retumba y no te deja pensar. Sólo dice atrévete, atrévete, atrévete, venga, da un paso más, sólo un paso más, el sucio suelo de la azotea que pisas es la antesala al paraíso. Puedes volar. Irresistible, deseable, la tentación acariciando delicada tu costado mientras los ojos se cierran en plena siesta. Dame tu mano, no tengas miedo, el miedo no existe si no le dejas pasar. Respira en mi cuello, muerde mi nuca, y yo con tu aliento de fuego podré tejer unas alas capaces de llevarte hasta el sol sin arder. No me prometas que lo harás. Hazlo. Kamikaze. El vacío espera paciente que lo llenes con tu salto.

 

Poema. Rencor. Fracaso. Voz. Puta. Niña. Suicida.

Soy la puta niña suicida de un poema medieval. Soy Beatriz. Soy Laura. Tú no eres Dante ni Petrarca, olvídate del amor, de lo que subsiste en el amor que es el rencor, la mentira que enmascara el rencor y nos hace parecer a todos idiotas. Soy lo que soy. Soy todo lo que alguna vez quisiste ser y fracasaste. Pero, entiende bien, no soy ese fracaso. Soy lo que haces al ponerte en pie, pero no tu bastón. Yo soy el blues. Yo soy esas cuerdas, esos metales oxidados por la intemperie. Soy tu voz.

 

Blues. Desgarro. Sol. Lluvia. Rugido. Sangre. Aullido. Noche. Latidos. Ritmo. Quebrar. Cuerda. Caricia. Dolor. Destierro. Maldita. Cristal. Oscuro. Prohibido. Fuego. Decoro. Alma. Truco. Miedo. Mentira. Amor. Precipicio. Sentencia. Todo. Nada. Estallido. Paraíso. Mordisco. Aliento. Kamikaze. Poema. Rencor. Fracaso. Voz. Puta. Niña. Suicida.

Yo soy la vida que por una vez te atreves a vivir.

 

Visita los perfiles de @GraceKlimt y de @tijeramanca