Sueño de una noche de verano – @_soloB + @GraceKlimt + @Caleienlasnubes

soloB @GraceKlimt, @_soloB, krakens y sirenas, Perspectivas

Primer Acto. Verano de 2013.

Escena 1. Sara.
Abro los ojos. Parpadeo intentando borrar la neblina que cubre mi frente. No sé qué hora es, ni dónde estoy. He tenido un sueño. Quiere escaparse, se me desliza entre los dedos. Me agarro fuerte a él. Unos ojos grises, una boca en mi nuca, unas manos en mis caderas. Caricias, gemidos, lenguas enredadas. Un puto sueño maravilloso. Me estiro y mi cuerpo choca con algo. Giro la cabeza. Y allí está. Fumando mientras me mira. Joder, no ha sido un sueño. Él es real.

Escena 2. Marc.
El humo del porro no evita que mis ojos recorran cada centímetro de su cuerpo. Baila en sueños como lo hacen las musas en mi cabeza. Perfecta. Pequeña como un suspiro, blanca como la nieve, de pelo rojo como el fuego que me sigue ardiendo. Quiero comerla entera, destrozarle el cuerpo a orgasmos. Volver a oír sus gemidos como anoche. La banda sonora que quiero en mi vida. Eso quiero. Su voz gritando mi nombre, suplicando más. Despierta. Me mira. Sonríe. Maldita hija de puta.

[Acotación]
Un Cupido de sonrisa lasciva lanza flechas borracho. Anoche la fiesta se prolongó hasta casi el amanecer. El calor de agosto, la música que arrastra los cuerpos sudorosos, las miradas y las risas y los pequeños roces hacen el resto. Deseos, ganas, pasión, vicio. Llámalo destino, si quieres. Llámalo química. Llámalo karma. O qué hostias, llámalo magia. Sueños convertidos en cuerpos que se buscan.

Cae el telón. Aplausos.

Segundo Acto. Verano de 2018.

Escena 1. Sara.
Salitre. Brisa. Sol. Arena. Aguas cristalinas. El agua está helada, sorteamos las olas y nos adentramos en el mar. Marc tira de mí con tanta fuerza que su alianza se clava en mis dedos como un puñal, y cuando el agua cubre mi cuerpo le suelto y aprovecho para bucear. Cierro los ojos y aparecen todos esos recuerdos en forma de diapositiva, dos cuerpos, desnudos, hambrientos, entrando en una guerra de deseo, pasión y sexo. Salgo a la superficie, cojo aire, la rabia me oprime el pecho. ¿Cuánto más podré fingir que no ha pasado?

Escena 2. Marc.
Tiro de Sara y desaparece bajo el agua. La culpa es un veneno que te mata lentamente, y yo tengo medio cuerpo dormido por su culpa. Miro a Sara como respira hondo, puedo notar sus pulmones llenándose, no sólo de aire, los llena con agua, decepción, tristeza, pese a todo el amor que aún guarda dentro. Culpa, impotencia, miedo. En su mirada concentra toda la decepción y pena, no disimula.

[Acotación]
Olas que van, olas que vienen. Los cuerpos que se sumergen sin lograr dejar atrás toda esa culpa, la pena, la rabia, la decepción, la impotencia. Hay suficiente amor en el ambiente para disipar alguna de todas esas emociones, pero, se respira tensión entre ambos. Cariño, pasión, deseo, complicidad, quedan relegadas a un segundo plano. Rabia y decepción en Sara. Culpa e impotencia en Marc. Amor en los dos.

Cae el telón. Expectación.

Tercer Acto. Verano de 2023.

Escena 1. Sara.
Una casa vacía sin recuerdos. Montaña. Otro país. Otra identidad. Tengo pelucas de varios colores menos roja. Odio el rojo. Me recuerda a la sangre. No quiero nostalgia de lo que pudo haber sido. Soy otra Sara. Soy Marta. Por las noches me visita un fantasma llamado Marc. Creo recordar que fue mi amor más puro. Puro como el agua hasta los últimos minutos. Después, se tiñó de rabia, dolor y frustración. Y ya no quiero recordar qué pasó por mi mente para calcular semejante tragedia.
¿Estaré huyendo toda la vida?

Escena 2. Marc.
Vivo postrado en una silla de ruedas. De cintura para abajo no siento nada. Sé que el corazón late porque me golpea con fuerza desde que la perdí. No supe ver las consecuencias. Sara. Sigo amándote en silencio estés donde estés. Viva o muerta. Perdóname. Ese día iba a romper con ella. El accidente de coche por culpa de un fallo en los frenos me impidió llegar a ti, a ella, y a nosotros. Guardo en mi mesilla de noche tu carta de despedida. No hay noche que no le aulle a la luna.

[Acotación]
Como un sueño de verano. Como la tormenta que precede a la calma. Como el viento enfurecido. Así llega el amor. Dos personas destinadas a estar juntas. O no. Dos vidas paralelas. Actuar con la cabeza o dejarse llevar por el corazón. Huir o dejar que el amor te avasalle por completo. Tú eliges el camino. O no te lo permites. Cupido juega con sus rizos y sonríe. Él apunta. Y que cada uno se salve como pueda.

Cae el telón. Ovación.


Visita los perfiles de @_soloB + @GraceKlimt + @Caleienlasnubes