Sinestesia – @Imposibleolvido

Olvido @Imposibleolvido, krakens y sirenas, Perspectivas

“Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.” J. Sabina

 

GRIS METÁLICO

La vida sigue, aún sin ti, como un proyectil disparado hacia su objetivo siguiendo su trayectoria, sin posibilidad de frenar el avance, como un suspiro exhalado al viento incapaz ya de ser retenido por más tiempo.

Manos vacías de sueños de un gris brillante.

AÑIL

En este eterno echar de menos tu compañía, hermana mía, hace pulular a la tristeza campando a sus anchas, presa en la forma de fruncir el ceño al recordarte, prendida en los recuerdos que me invaden sin avisar, dueña y señora de todas y cada una de mis sonrisas.

Tristeza teñida de añil en estos labios huérfanos de ti.

NEGRO

Ya empiezo a manejar entre estos saltos de realidad y recuerdos. Equilibrista enredada en una madeja de mil cuerdas flojas que auguran de nuevo el vacío al caer la noche, cuando esté sola conmigo misma, en la oscuridad intentando dormir, justo en ese momento de quietud en el que la respiración empieza a relajarse y de nuevo ¡BUM! El vacío. Ese oscuro agujero que dejaste en mí.

Negrura que devora mi insomnio.

VIOLETA

Intento seguir el protocolo, ya sabes, trabajo, casa, y con la familia… nos tratamos como si nada hubiera ocurrido entre nosotros, como si pudieramos gastar las mismas bromas, los mismos viejos recuerdos de infancia, los mismos chascarrillos mil veces contados… Y cuando no es así ni hablamos y si lo hacemos, lo hacemos como lo harían los desconocidos, sin confiarnos del todo, sin compartir este dolor con tu nombre que aún late demasiado adentro, buscando cualquier excusa para no vernos demasiado a menudo, como si al hacerlo pudiéramos evitar el recordarte… Harto imposible. Nos respondemos usando monosílabos sobre todo a las preguntas que hablan de ti, porque todos sabemos que tu ausencia escuece en las heridas como la sal.


BLANCO

Y así van trascurriendo los días buscando una paz que no termina de llegar por tan injusta. Me cuesta no verte en canciones si canta Sabina, “No es que esté triste, carajo, es que me acuerdo”, me da miedo olvidar tu sonrisa, el tono de tu voz o tus gestos, y en ese no querer olvidarte me vuelvo a enredar buscando una luz al final de esta mierda de vida que nos ha tocado llevar. De repente me llama tu hija, escucho su risa, la siento feliz, me lleno de paz.


Cuelgo el teléfono con una blanca calma, blanco sentir. Hermana, sigues aquí.


Visita el perfil de @Imposibleolvido