Siempre digo lo que pienso – @alasenvuelo

Yamile Vaena @alasenvuelo, krakens y sirenas, Perspectivas

Tengo aún la pluma en la mano. Me estremezco cuando cierro la carta. No hay marcha atrás, está hecho. Tomo fuerza, resolución y valentía, y me levanto del escritorio. Espío la ventana. Llueve. ¡Bien! No me merezco una tarde soleada. Guardo la misiva en el bolsillo de mi abrigo. Es como si me quemara. Muchas cosas cambiarán cuando llegue a su destinatario, pero tampoco podría hacer nada para evitarlo. Me pongo mi chamarra, no saco el paraguas y salgo a la tormenta sabiendo que me merezco que me acribille. Las tres cuadras que separan mi departamento de ratas al buzón, parecieran eternas. Me da tiempo de mirar con la mente el rostro de ella cuando reciba la misiva. Sus lágrimas. La furia y angustia de él, la reacción de ellos. No es que vayan a tener sorpresas sobre sus expectativas sobre mí, es solo que… de verdad hubiera querido no ser yo el causante del caos.

Llego al buzón, deposito la carta. El mal está hecho. O más bien, ahora comenzará. Crujo los dientes, me quito el gorro empapado y la tormenta ataca mi rostro, con todas mis fuerzas grito: ¡está hecho! ¿Estás contento? La noche no se inmuta. A nadie le importa un carajo.

Me flaquean las rodillas y caigo en un charco grande de agua sucia, de rodillas, vencido. “Está hecho.” Pienso. Sé que hice lo correcto por primera vez en mi vida, y gracias a ello, ahora lo he perdido todo.
Aún de rodillas, alzo la vista y miro su sonrisa. La misma que me regaló en la primera mirada…

– Lo siento. SIEMPRE digo lo que pienso.- le expreso con lágrimas en los ojos.

 

Visita el perfil de @alasenvuelo