Recovecos – @AllOfMe39

allofme39 @AllOfMe39, krakens y sirenas, Perspectivas

Hay quien vive con la necesidad de ocultarse, de huir, de esconderse.
Hay quien busca rincones en los que perderse en soledad con un libro, un cigarro y un poco de música. O sin libro y sin cigarro.
Y perdón, pero es que no concibo la vida sin música.

Hay quien mitiga el dolor de la crueldad de un mundo más lleno que vacío, pero tan vacío como lleno, escapándose a sus lugares.
Puede ser una cama, la mesa más en la sombra de un bar, lo alto de una montaña, la orilla de un río, un punto en el mar…

Rincones para la vida.

Hay quien no sabe huir en soledad.
Hay quien teme no estar, sino sentirse solo. Y busca recovecos en los que perderse.

Distingo entre rincones y recovecos porque considero a estos últimos algo diferentes.
Más pequeños, más escondidos, más íntimos.

Las personas no tienen rincones, pero sí recovecos.
Unos brazos, unas manos, unos labios, una mirada, un ombligo en el que apoyar la cabeza mientras te acarician el pelo o la espalda…

Uno puede llegar a sentirse más a salvo en las manos de otro que en las suyas propias.

Dejar de temerle al mundo y a su crueldad con la más mínima muestra de compañía sincera, de cariño, de amistad, de ternura…

Recovecos para el amor.

Habrá quien necesite huir a un rincón en soledad.
Pero muchas veces, incluso en la soledad, necesitamos compañía. Muchas veces, con el rincón, no basta.

Pero, ¿qué mejor que perdernos en un rincón teniendo recovecos donde sentirnos a salvo?

Yo, por suerte,
he curado heridas,
me he hecho más fuerte
y he mitigado el dolor,
con rincones para la vida
y recovecos para el amor.

Puedes seguir a @AllOfMe39 en Twitter