¿Quedamos? – @Eva_Zeta

Eva Zamora @Eva_Zeta, krakens y sirenas, Perspectivas

La última vez que nos vimos, quedamos en quedar.

“A ver si quedamos” es la frase que pronuncia quien, en realidad, no quiere verte.

Como esa amiga que no puso medios para que os vierais en 2014 y, dos años después, te escribe porque leerte en las redes le ha dado ganas de quedar. Pero acaba el arrebato afectuoso con un “a ver si quedamos” acentuando ese toque inverosímil.

“A ver si quedamos” es la frase comodín ante un encuentro incómodo.

Como ese engorroso encontronazo con un ex al que ves cada tres meses y te habla mientras te besa en ambas caras con sonido y sin calor…

-¿Qué haces? ¿Cómo estás? – Muack – No sé nada de ti – muack -, como me borraste de Facebook…
– Jeje… Bien, aquí…
– Siempre tan abrigada…
– Y tú tan… así… – silencio incómodo – Bueno, tengo un poco de prisa.
– Ya… Bueno… – Muack -. A ver si… – muack – quedamos…
– Claro…

Dos hombres, con una diferencia de unos 40 años entre ellos, se abrazan en la acera. Alargan la “e” en la palabra “hombreee” a modo de saludo mientras se dan palmadas en la espalda.

– ¡Hace mucho que no te veo!
– ¡Ya ves!
– ¿Estás trabajando?
– Sí.
– ¿De lo tuyo?
– Psssí…
Malegro, malegro… Saluda a tu padre, hace mucho que no nos vemos. Ya ves… Todavía estabas tú en la universidad y me lo encontré en el estanco. Y mira que le dije que a ver si quedábamos…

Y un día te encuentras a ese amigo de la facultad que te encantaba pero al que nunca le dijiste nada. De esas personas que te embelesan porque saben mirar, aunque no te miren a ti. Sabe quién eres porque hablas con la gente con la que te rodeas. Suficiente para pararnos por la calle aunque no hayamos hablado antes en cinco años de carrera.

– ¡Hombre, Santi! ¿Tú por aquí?
– ¡Eso digo yo!
– ¡Yo vivo aquí!

(Muack, muack)

– ¡Qué pequeño es el mundo!
– Sí… oye, ¿qué tal?
– Bien, pasando el finde con unos amigos.
– ¡Qué bien!
– Estás igual que siempre – me agarra el brazo y me examina.
– ¿Eso es bueno o malo? – Bromeo.
– ¡Jajaja! Me están esperando… – señala un dónde que puede ser mil sitios.
– Sí, claro…
– Bueno…

Que no lo diga, por favor.

– Encantado de verte después de tanto tiempo.
– Igualmente.

Que no lo diga, por favor…

– Cuando vuelvas por Granada, avisa y te presento a mi chica, está igual de loca que tú, jajaja.
– Jejeje, sí, claro, a ver si quedamos…

Visita el perfil de @Eva_Zeta


Si te gusta lo que hacemos en de krakens y sirenas apóyanos con tu voto en los premios 20Blogs.

Vótanos aquí

Página de ayuda