¡Qué coñazo! – @GraceKlimt

GraceKlimt @GraceKlimt, krakens y sirenas, Perspectivas

Un día voy a volverme cuerda.

Verás qué risa cuando la camisa de fuerza se haga hueco en mi fondo de armario, la combinaré con una falda tubo de esas que te hacen un culo de morir, y taconazos de infarto de los de pisar fuerte y romper corazones.

Voy a ser la puta envidia de este manicomio.

Igual hasta me ato el pelo. Se rumorea que los cuerdos no llevan la melena suelta, nada de cabellos tapando la cara y mechones enredados, así que me haré una coleta bien sujeta, y levantaré el cuello muy digna, para mirar desde mi nueva y recién estrenada no locura.

Y empezaré a dar sabios consejos.

Estudia mucho, arreglate esa solapa, no sorbas la sopa, sonríe a las visitas, no cantes en el metro, mastica con la boca cerrada, respeta los semáforos, saluda al vecino, recoge la caca del perro, no grites, no rías a carcajadas, no llores, no lleves la contraria, ¿de verdad piensas encontrar pareja con esa facha?, no leas poesía, no sueñes, no sientas.

Igual hasta me compro un adosado.

De esos llenos de jardincito con césped recién cortado y vacíos de personalidad, con su caseta para el perro y sus enanitos en la entrada, igualito a todos los demás del barrio, con una placa en el muro delantero que diga algo en inglés porque no vamos a ser menos que el resto del vecindario, una auténtica maravilla urbana.

Ufff!! Qué coñazo!!

Si algún día me da por volverme cuerda, disparadme. Por compasión.