¿Qué canción silbará el viento? – @Safronina0

dkys colaboraciones De principio a fin

Dio el último sorbo al vaso de whisky y pensó que esa noche no terminaría como solía ser habitual. Sentado en el borde de la cama, con la cabeza entre las manos, pensando si su cadáver quedaría más bonito con un disparo o con dos.

A pesar de la embriaguez adquirida en las últimas horas, sé dio cuenta de que un disparo sería suficiente si la puntería era la adecuada.

Se quitó los zapatos, abrió el cajón de la mesita de noche y con cuidado sacó el arma que escondía allí. Giró su cabeza para ver una vez más a su esposa que dormía tranquila, semidesnuda y con la ventana abierta, le acarició el pelo pensando que quizás era más sencillo dejarse caer, y haría menos ruido, «que putada vivir en un primero», suspiró.
Salió sigiloso de la habitación, recorrió el pasillo descalzo, lento y con pulso tembloroso, acariciando levemente la pared, como quien arrastra el tacto por una espalda que no quiere abandonar y se ve forzado a ello.

Al pasar por la segunda puerta, la entreabrió, en su mano izquierda, sudorosa,el pomo. En la derecha, su pistola.

Permaneció más de media hora allí,  en silencio, observando el interior de la habitación de sus hijos, pausado cerro la puerta y respiró.

Siguió su camino a la cocina y se sentó en la mesa, tomando papel y bolígrafo, dispuesto a despedirse, de ella, de ellos, de él.

Pasó horas emborronando las hojas, arrugándolas y tirándolas al suelo. Lo encontró el amanecer, despeinado y con resaca, el viento parecía que silbaba aquella canción que había escuchado por primera vez hacía ya muchos años.

Miró por la ventana, e hizo café.

Dejó a los niños en el colegio después de dar un beso a cada uno y asegurarles que a la salida estaría esperándoles y no dejó de mirarlos, orgulloso, hasta que traspasaron la puerta y le saludaron con la mano.