Por despecho – @Ordinarylives

OrdinaryLives @OrdinaryLives, krakens y sirenas, Perspectivas

El suelo está más húmedo, más frío de lo habitual y noto un par de piedras clavándose en mis rodillas a través de los vaqueros viejos y desgastados. Las voces de la gente apenas me interesan, apenas las entiendo, apenas soy capaz de distinguir qué palabras están utilizando. Sólo siento frío, y no se trata de esa clase de frío que con un abrazo se esfuma y desaparece con facilidad. Es ese frío que se te clava en medio del pecho como un cuchillo, como ese martillo dando contra el hierro candente una y otra vez. Y no lo entiendo, no llego a comprender cómo la vida llega y se va con tanta facilidad, no logro procesarlo mientras veo que el charco de sangre se extiende ante mis ojos y todo el líquido de mis entrañas tibias ya me roza los labios secos. Apenas comprendo por qué poco a poco el mundo se oscurece ante mí, aunque quiera mantener los ojos abiertos y los estertores de mi cuerpo digan que no ya hay salida, que he llegado a la meta antes de tiempo y de mala manera. Una bala traicionera, una bala inesperada de un desconocido de rostro desfigurado que percute el tambor y hace que la pólvora se queme y se haya quedado pegada a mi ropa, a mi piel.

Tampoco entiendo a los que matan por despecho a su mujer, a golpes, a palos, escupiendo en su orgullo, en su sexo. Tampoco entiendo a los que matan por odio, por miedo, y machacan a un adolescente que ha salido del armario en el cuarto de baño del instituto. Tampoco entiendo a los que matan por orden de alguien y dejan el suelo lleno de cartuchos vacíos. Tampoco entiendo a los que matan con palabras, los que agreden y sonríen, los que satisfechos duermen en sus camas con las conciencias inertes. Tampoco entiendo a los que siendo cómplices de la tragedia callan y se quedan en silencio, y vendan sus ojos a conciencia, y han dejado de pensar.

No entiendo nada, debe ser culpa del frío, del abismo, de la oscuridad absoluta que ya viene, que está aquí. Y me tiende la mano y me pide que vaya con ella.

Y yo nunca he sabido decirle que no a una chica guapa.

Puedes seguir a @OrdinaryLives en Twitter