Optimismo compulsivo – @carolineberl

Caroline @carolineberl, krakens y sirenas, Perspectivas

Necesitamos de las arterias para llevar sangre oxigenada desde el corazón hacia todo el cuerpo, esas paredes resistentes y elásticas que son esenciales para mantener la vida y las ilusiones despiertas. Y una vena sencilla con sangre desoxigenada viaja sin boleto por todo el cuerpo, transportando grietas procedentes de los tejidos; y que un impulso lleve a otro, no es causa disipada.

De optimismo compulsivo y otros miocardios por los cuales morir, de otras ganas mentales de quererte o pensar una vez más. De brindar alivio con un abrazo, y ojalá el diagnóstico sea por tanto insomnio y recuerdos por olvidar. Me tomaré la dicha con dos de azúcar, y en la sala de no esperar.

Sonríes, y es un comportamiento repetitivo, tal vez sea en respuesta a tus emociones que nunca te causo, o tal vez miedo. Pero no lo dejes de hacer, inventas vida y no lo sabes, con esa pequeña comisura en tus labios.

Ya no me alcanzó la vida, tampoco las píldoras.

Déjame así, ya me encontraré solución.

Y tampoco soy tarde.

Creo.

 

Visita el perfil de @carolineberl