Oportunidades – @Gatoriginal

dkys colaboraciones De principio a fin

Dio el último sorbo al vaso de whisky y pensó que esa noche no terminaría como solía ser habitual. Sentado en el borde de la cama, con la cabeza entre las manos, pensando si su cadáver quedaría más bonito con un disparo o con dos.

A un lado, un cuerpo en el más profundo de los sueños. Al otro, un antiguo revólver y dos balas.
Decidió meter una. Sólo con esa bastaría.
“Si la vida me quiere aquí, que lo demuestre.” -pensó mientras giraba el tambor y colocaba la boca contra su sien.
3… 2… 1… Clic.
Nada.
Se levantó con la intención de rellenar su vaso. Bajo la segunda puerta del pasillo asomaba un fino haz de luz.
Abrió lentamente la puerta y vio dos niños acurrucados en una misma cama, en un intento desesperado de espantar alguna pesadilla oculta en la noche.
Se sentó al borde de la cama y comenzó a acariciarles suavemente el pelo.
-Papá.
Aquella palabra rompió el silencio de la noche.
No era el padre que ellos necesitaban. No podía darles amor cuando había perdido el suyo propio.
Absorto en sus pensamientos, ambos niños cayeron dormidos mientras, impotente, las lágrimas corrían por sus mejillas.
Salió de la habitación mientras lloraba y se puso la pistola en la cabeza
3… 2… 1… Clic. Clic. Clic. Clic.
Resbaló sollozando hasta el suelo y lanzó la pistola.
Cinco veces había apretado el gatillo, cinco veces la vida le daba otra oportunidad.
La puerta a su lado se abrió y asomaron dos caras soñolientas que, lentamente, se acercaron y le abrazaron.
-Papá, por favor, duerme con nosotros.

Dejó a los niños en el colegio después de dar un beso a cada uno y asegurarles que a la salida estaría esperándoles y no dejó de mirarlos, orgulloso, hasta que traspasaron la puerta y le saludaron con la mano.