No me rescates – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas, Perspectivas

Estoy donde mi manera de ser me ha traído. Donde mis decisiones, en las que han tomado parte mi razón y mi corazón a partes totalmente desiguales, me han ido acercando. Donde, como un pelele, la vida, el destino, el karma, las casualidades, lo que se me escapa al entendimiento y al control, dios, dioses, monstruos, me han empujado.

Me arrepiento de no poner freno a mis vicios cuando pude, nunca de disfrutarlos. El placer traía consigo suficiente castigo para ser aún más adictivo. Ser consciente de mi situación y no aceptarla, soñar a costa de la vida, renegar de principios por debilidad, construir sobre barro, menospreciar el tiempo y mil errores más, me atribuyo.

Así voy pasando los días, tambaleante, seguro de mí mismo a ratos, creído, crecido, cobarde, altivo, mendigo. No siempre que hinco las rodillas me levanto orgulloso, a veces repto. Y si vuelo, no muy alto.

Mis miedos, hace tiempo que nadie se atreve a mencionarlos, los defiendo enseñando las fauces, a zarpazos, sibilino, inteligente, acojonado. No creo en nada que no siga brillando. No creo en mí, no creo en vagos.

No puedo ofrecer lo que no tengo, y aun así, lo hago. Mal día en el que vienen a cobrarlo. Todas estas trampas me definen. Ten cuidado. Nadie te ha pedido que vengas, aunque puede que te cuide con mi alma el ratito que estemos juntos, pero eso no es contrato. Así que vete, huye, no vuelvas. Y mucho menos te creas que puedes hacer algo, cambiarme, sacarme de este pozo, ayudarme. No te atrevas a quererme, nunca intentes rescatarme.

 

Visita el perfil de @soloparatuitear