No me etiquetes – @martasebastian

Marta Sebastián @martasebastian, krakens y sirenas, Perspectivas

Me llamo Marta. Tengo 35 años. Soy madre de dos niñas, una de 2 y otra 4 años. No tengo trabajo fijo. Procedo de una familia unida. Todos los domingos (o al menos todos los que puedo) voy a comer a casa de mis padres y hablo casi todos (por no decir todos) con ellos. Tengo una hermana a la que quiero con locura y con la que discuto con la misma locura. Mis padres se conocieron cuando tenían 15 años… 45 años después siguen juntos, unidos, enamorados y felices. Siempre fueron un ejemplo para mi.

Creo en el amor. Creo en un amor que conlleva libertad, independencia y confianza. Creo en un amor que vence la rutina, que calienta el alma (y los pies) cuando te acuestas por la noche a su lado. Creo en un amor que no tiene miedo a decirse las cosas que no le gustan. Creo en saber vivir sin la otra persona, pero no querer hacerlo. Porque la vida con la otra persona es más bonita. Creo en un amor en el que no necesitas que nadie te complete, porque tú sola eres una persona entera.

Me llamo Marta y estoy bautizada dos veces. Y soy atea. No creo en Dios, no creo en la iglesia. Aunque pienso que negar la importancia (para bien y para mal) de las religiones en nuestra cultura es una barbaridad. Soy atea pero adoro la Navidad. Me encanta poner el Belén (tengo uno de playmobil, jejeje) y el árbol. Me encanta comprar regalos y ver la ilusión de mis niñas los días previos. Me gusta reunirme con mi familia (ya os he dicho que lo hago todos los domingos…).

Me llamo Marta y soy madrileña. Nací en esta ciudad a la que adoro. Soy una urbanita. Me gusta el jaleo de sus calles, perderme por los rincones del centro, disfrutar de la vida tranquila de mi barrio, pasear por el Rastro, por el Mercado de Motores, tomarme unas cañas en las Cavas, darme un capricho en el Mercado de San Miguel, etc…

Me llamo Marta y soy gallega. Mi madre es gallega. Mis abuelos eran gallegos. Mis bisabuelos. Mis tatarabuelos… Mis tíos, mis primos… Unidos. Amados. Galicia corre por mis venas y la morriña es eterna en mi alma. Galicia me revive, me calma… Me siento orgullosa de mis orígenes y de todo lo que ellos representan.

Me llamo Marta y empecé a estudiar físicas. Acabé estudiando magisterio de inglés y actualmente estudio pedagogía. Adoro las matemáticas. Creo que me críe haciendo ecuaciones (os aseguro que tuve una infancia feliz 😛 ). De pequeña quería ser astrónoma. Y aún hay una parte de mi que se siente como esa niña pequeña que miraba las estrellas y se sentía parte de ellas.

Me llamo Marta. Estuve 6 meses de voluntariado en Mozambique. Creo que hay un antes y un después en mi vida. Lejos de todo lo que se pudiera pensar, fue allí donde me entraron los instintos maternales. La única manera de mejorar este mundo es formar nuevas personitas que quieran cambiar este mundo. Y sí. Creo que hay que ayudar allí. Pero tenemos mucho trabajo en este primer mundo, de concienciación, de pensar en los demás y no solo en nosotros… Abrir nuestras mentes.

Me llamo Marta y escucho desde música clásica hasta heavy (lo siento, el reggeton no lo considero música). Prefiero la música en castellano y mis cantantes-grupos favoritos son “Los Suaves”, Sabina, Jonhy Cash…

Me llamo Marta y soy escritora. Y me parece una palabra enorme para mi. Tengo dos libros publicados (bueno, tres si contamos que uno está en castellano y en gallego) y mil más formándose en mi cabeza. Tengo un libro en una editorial y otro autopublicada. Y sufro cada día la etiqueta de no ser autora conocida, de “los autopublicados son los que no consiguieron editorial”… Pues no. Autopubliqué mi segundo libro por pura convicción. Nunca mandé mis manuscritos a ningún sitio. Fue la editorial la que vino a mi. Y he aprendido mucho de esa experiencia. Por eso me decidí a autopublicar, a mimar mis escritos, a tener el absoluto control de ellos… Aunque eso significara tener que trabajar el doble (incuso podría decir el triple y no me quedaría corta), aunque eso significara que la gente no se digne ni a leerte por esa maldita etiqueta… Seguiremos luchando.

Me llamo Marta y conozco a mis mejores amigos desde los 5 años. Sí. Habéis leído bien. Fuimos juntos desde párvulos hasta que salimos del instituto y ahí seguimos. La vida ha ido cambiando, aparecieron los críos… Pero ahí están. A mi lado. Y yo al suyo. Aunque a veces este mundo loco nos impida vernos tan a menudo como nos gustaría.

Me llamo Marta. Soy mujer, madre, amiga, hija, hermana, trabajadora, atea, soñadora, solidaria, madrileña, urbanita, gallega, amante de las matemáticas, escritora… Y mil cosas más que no aparecen en este texto. ¿Y aún te atreves a etiquetarme? ¿Aún nos atrevemos a etiquetar a los demás? No me etiquetes. No etiquetes a nadie. Conóceme. Conóceles.

 

Visita el perfil de @martasebastian