Miradas sostenidas – @Macon_inMotion

Macon_InMotion @Macon_InMotion, krakens y sirenas, Perspectivas

Hay momentos mágicos en que todo se para de golpe. La gente comienza a moverse a cámara lenta, la luz se vuelve casi tangible y la música se puede ver a través del aire. Hay momentos en que dos miradas se cruzan una décima de segundo. Lo suficiente como para que se desencadene la tormenta perfecta. Entonces los dueños de esas miradas pueden darse por jodidos.

Pueden. Darse. Por. Jodidos.

Las miradas se buscan ansiosas. Anhelan reencontrarse. Volver a experimentar esa sacudida eléctrica que llega hasta la raíz misma del cerebro y se deja sentir en la punta de los pies. Tiemblan las piernas. Es inevitable. Al instante siguiente se han localizado de nuevo y ese cruce de miradas se sostendrá toda la noche. Es entonces cuando uno se pierde en los ojos del otro, yendo más allá del iris y aterrizando directamente sobre la radiografía vital de la otra persona. Entonces las miradas hablan. No es difícil leer e interpretar esa radiografía cuando se ha producido la conexión.

Aparece el vértigo. La inseguridad. Los fantasmas de las navidades pasadas, presentes, futuras y la madre que los parió. Ese momento en el que confluye la más absoluta sensación de vulnerabilidad y desamparo con el convencimiento real de que juntos podréis poner el mundo patas arriba.

Clint Eastwood y Lee Van Cleef están en el ajo. Ellos se sostenían la mirada como nadie. Midiéndose, conversando en silencio y sin mover un maldito músculo de su cuerpo. Ajenos al resto del mundo. Sólo existen ellos. El resto aparece difuminado y sirve de poco más que de atrezo. Saben de lo que hablo, aunque ellos quisieran matarse y yo me muriera por besarte. En el fondo era lo mismo. Escudriñarse hasta recorrer todos los rincones del ser. Después de interminables minutos, ambos sacaban el revólver y aunque su acción era diferente de la nuestra, el motivo era el mismo: Supervivencia. Sí. Besarte era cuestión de supervivencia.

Porque si hay que morir, que sea matando. Porque si hay que besar, que sea con ganas.

 

Visita el perfil de @Macon_inMotion