Los últimos días de Rebeca – @Imposibleolvido

Olvido @Imposibleolvido, krakens y sirenas, Perspectivas

Anoche ella soñó que había vuelto a Manderley. Lo sé porque desde este otro plano puedo saber ese tipo de cosas. La he visto curioseando de nuevo por las ruinas de lo que antaño fue mi casa, Manderley, esta mansión victoriana reducida a cascotes y cenizas.

Hace ya mucho tiempo fue mi hogar. No duró mucho esa sensación en mí, pero he de reconocer que los primeros años fueron buenos.

Me casé muy joven con Maxim, era todo lo que tenía que ser un marido: joven, atractivo, adinerado, serio, trabajador, emprendedor, todo un señor. Sé que se casó muy enamorado de mí, no así yo, mi gran amor siempre fue Jack, desde bien pequeñitos, pero ya se sabe que una boda entre primos hermanos no está aceptada en nuestro círculo. Un amor como el nuestro tan pasional y tan puro no podía dejarse afectar por tan insignificante desenlace como fue el de mi boda.

Mi niñera se trasladó conmigo a Manderley, hacia las veces de ama de llaves y me brindaba la confianza de tener en mi nuevo hogar a alguien conocido. Pobre Mrs. Danvers, no soportó mi pérdida, ni que mi marido volviese a casarse tan rápido, ella en su dolor fue la responsable de que Manderley ardiera.

Hace poco que encontraron mi cadáver flotando a la deriva en algún punto de la costa, no sé cómo he venido a parar aquí, al lado de esta mujer, quizá debería advertirle de lo que pasó, de la clase de hombre con el que se ha casado… al verla ahí parada frente a las ruinas he sido consciente de que ella lo sabe.

Ella ya sabe que él me mató.

Debería dar un último paseo por la propiedad, despedirme de todo esto. ¿Quién sabe?, quizá sea mi último día aquí.

 

Visita el perfil de @Imposibleolvido