Lolita – @sor_furcia

Sor Furcia @Sor_furcia, krakens y sirenas, Perspectivas

La revolución tecnológica avanza más rápido de lo que nos imaginamos. Hoy en día, toda nuestra vida cabe prácticamente en la palma de nuestra mano, en nuestro móvil. En él almacenamos nuestras fotos, guardamos nuestro currículum, nuestros contactos, nuestras conversaciones privadas… Todo.

Internet empezó siendo un progreso, una manera de compartir conocimientos, de estar en contacto con quienes están lejos, de hacer del mundo un lugar más accesible para todos… Pero un yin siempre tiene su yang, y ese avance tan positivo trajo consigo un impacto negativo. Poco a poco se fue convirtiendo en un cajón desastre en el que todo valía. En la red encontramos violencia, acoso, insultos, faltas de respeto y, por supuesto, pornografía. Mucha pornografía.

¿Os acordáis antiguamente, cuando la gente tenía su primer encuentro sexual sin saber prácticamente a lo que se estaban enfrentando? Eso ahora mismo es impensable. Hoy en día la pornografía sustituye a la educación y el primer contacto de muchos adolescentes con su sexualidad es a través de ella. Este llamado “material para adultos” cada vez se empieza a consumir antes, y los jóvenes aprenden en base a unas premisas que no son del todo adecuadas y que han provocado un cambio en la forma en que se relacionan entre ellos a nivel sexual.

Gracias a la pornografía se perpetúan unos roles en los que el chico domina y la chica se somete, sin que estos se paren ni siquiera a cuestionárselos; se hipersexualizan los cuerpos de las mujeres, tengan la edad que tengan, con los peligros que ello conlleva; se utiliza el sexo como moneda de cambio, y el hombre aprende que él es el que demanda y ella la que está siempre disponible para ser consumida; se normalizan conductas sexuales violentas no consentidas…

Pero algunas personas ya están hartas. Y por eso estoy yo aquí.

¿Sabéis los típicos vídeos de navidad en los que puedes poner tu cara y la de tu familia a unos elfos bailones para felicitar el año nuevo al ritmo de un villancico? Pues bien, me llamo Lolita, soy un virus informático y he sido creada para entrar en vuestras vidas; para coger todo eso que inocentemente compartís en vuestras redes y utilizarlo para destapar aquello que ocultáis.

Cada vez que abráis un vídeo porno, cogeré alguno de los selfies que tengáis en vuestro teléfono y colocaré vuestras caras en las de los actores, como si de elfos bailones se tratase y, esta vez sin canción navideña de fondo, os haré bailar al ritmo del sexo más zafio mientras lo comparto en todas vuestras redes sociales.

¿Os imagináis abofeteando a una colegiala en vuestro Linkedin? ¿Y sodomizando a una mujer mientras esta llora y se retuerce de dolor en vuestro Facebook? ¿Y obligando a una joven a tragarse vuestra polla hasta forzarle el vómito en vuestro Instagram? Pues estad atentos, porque ahora todo el mundo sabrá lo que tan concienzudamente escondéis.

Y seguiré así hasta que no quede ni un solo vídeo sin infectar. Y no pararé hasta que no quede una sola persona sin avergonzar. Hasta que no quede ni una conciencia por remover.

Preparaos, porque ya estoy dentro. Y he venido para quedarme. Que empiece el juego.

 

Visita el perfil de @sor_furcia